;
AFP

Unos 60 líderes se reúnen este lunes en una cumbre en la ONU sobre el clima, bajo presión de la juventud mundial que exige el fin de las energías fósiles y la reducción acelerada de los gases de efecto invernadero. "Estamos perdiendo la carrera sobre la emergencia climática, pero podemos ganarla", dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

La activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, símbolo de la juventud mundial que exige acción urgente de los gobiernos, tiene previsto tomar la palabra al inicio de la cumbre, a las 14H00 GMT. La reunión tiene lugar en la víspera de la apertura de la Asamblea General anual de la ONU y entre dos viernes de huelgas estudiantiles mundiales.

Según un balance realizado por la ONU el lunes de mañana, un total de 66 países se comprometieron a alcanzar la neutralidad en carbono para 2050. Hasta ahora solo una veintena de países había registrado esta meta en sus objetivos o iniciado el proceso.

Le recomendamos: Los últimos cinco años podrían haber sido los más calurosos de la historia

A estos 66 países se unen 10 regiones, 102 ciudades, 93 empresas y 12 inversores que buscan tener cero emisiones de gases con efecto invernadero para 2050, un objetivo fijado por científicos para contener el calentamiento de la Tierra a +1,5ºC, en relación al siglo XIX.

Destinan US$500 millones para reforestación de la Amazonia

El presidente francés Emmanuel Macron invitó a sus homólogos de Chile, Sebastián Piñera, y Colombia, Iván Duque, a una reunión sobre la Amazonía poco antes de la apertura de la cumbre. El Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la ONG Conservación Internacional decidieron desbloquear cerca de 500 millones de dólares adicionales para la reforestación de la Amazonía y otras selvas tropicales, informó la presidencia francesa. 

"No seremos victoriosos si no incluimos en nuestra agenda la defensa irrestricta de los bosques tropicales, de los bosques lluviosos y de los bosques primarios", dijo Duque en la reunión. Piñera afirmó que "una colaboración internacional es necesaria y es urgente, y hay una enorme voluntad" para llevarla a cabo.

"La vida de nuestra Madre Tierra está en grave riesgo", alertó el presidente de Bolivia, Evo Morales, en un discurso en el que fustigó el capitalismo y llamó a los países desarrollados a cumplir con sus promesas. Menos de la mitad de los 136 jefes de Estado y de Gobierno que acudirán a la Asamblea General en Nueva York esta semana participan en la cumbre sobre el clima.

El gran ausente será el presidente estadounidense Donald Trump -que sacó a su país del Acuerdo de París-, quien estará en la ONU pero para hablar en un evento sobre religión. "No estoy dejando a nadie plantado", dijo Trump el lunes de mañana. "Estoy muy ocupado".

Le sugerimos: Por qué las selvas tropicales son importantes en la lucha contra el cambio climático

Los gobernantes de Brasil y Australia tampoco estarán en la cumbre. Pero China, que devora carbón y emite dos veces más gases de efecto invernadero que Estados Unidos, será representada por su canciller, Wang Yi, quien hará anuncios en la reunión.

Laurence Tubiana, presidenta de la Fundación Europea sobre el Clima y una de las arquitectas del Acuerdo de París, dijo a la AFP que la cumbre representa "el momento de la verdad". Pero subrayó "la tensión entre países que quieren avanzar para convertir sus metas en políticas verdaderas" y aquellos que no lo desean.

Brasil, que posee un 60% de la mayor selva tropical del mundo, intenta convencer al mundo de que tiene bajo control la situación, luego de la deforestación en la primera mitad del año de un equivalente a 640.000 canchas de fútbol -el doble que el año pasado en el mismo periodo- y la disparada de incendios en Amazonia que provocaran en agosto una crisis internacional.

"Hay indicios de que el proceso de ‘sabanización‘ ya comenzó" en más de la mitad de la Amazonia, dijo el domingo a la AFP el brasileño Carlos Nobre, uno de los mayores expertos mundiales en clima. "¿Se puede revertir? Creo que sí. Pero si continúa la deforestación, si sigue sin control, tenemos un enorme riesgo de perder la Amazonia. Sería un suicidio", subrayó Nobre, entrevistado en la ONU.

Lea también: Greta Thunberg pidió al mundo que no los abandonen

Convocados por la ONG World Wide Fund, un grupo de gobernantes, entre ellos el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, apoyarán públicamente este lunes una "Declaración de emergencia" para proteger la naturaleza y los pueblos, que esperan que todos los líderes firmen antes de septiembre de 2020. Un informe de la ONU alertó el domingo que la temperatura mundial promedio de 2015 a 2019 va camino a convertirse en la más alta de cualquier periodo de cinco años jamás registrado.