El reciente marcaje de dos delfines, un macho y una hembra, fue posible por el trabajo de campo de la Fundación Omacha, que contó con el apoyo de WWF-Colombia, Whitley Fund for Nature, Corpoamazonia, el Instituto Sinchi, Ibico (Instituto de Biología de la Conservación – España), la Fundación Barcelona Zoo y un grupo de pescadores de Puerto Nariño, en el departamento del Amazonas. Con estos ejemplares, ya van 11 delfines en total marcados en Colombia en los ríos Guayabero, Meta, Amazonas, Orinoco y en las inmediaciones del sitio Ramsar Río Bita.

Este procedimiento, asegura la Fundación Omacha, no es invasivo y consiste en la instalación de un transmisor de 145 gramos en la aleta dorsal, el cual resulta pequeño en comparación con el tamaño de estos cetáceos de agua dulce que alcanzan 2,8 m de largo y pesan 220 kilos. En este procedimiento participan veterinarios y biólogos expertos que, todo el tiempo, garantizan la salud del animal.

El proceso consiste en la instalación de un transmisor de 145 gramos en la aleta dorsal. En este procedimiento participan veterinarios y biólogos expertos que garantizan la salud del animal. Foto: Fundación Omacha
Los biólogos que participan de este programa aseguraron que con esta herramienta se podrá recolectar información sobre los desplazamientos máximos que realizan en los ríos de aguas blancas de origen andino, los de aguas oscuras de origen selvático, y las aguas mixtas y transparentes que se originan en el Escudo Guayanés.
La fundación Omacha afirma que con esta información científica se podrá comprender mejor el impacto de las actividades humanas, proyectos hidroeléctricos y los efectos del cambio climático sobre los ecosistemas acuáticos, lo cual ayudará a construir y desarrollar acciones a escala regional que contribuyan a la conservación y uso sostenible de las cuencas Amazonas y Orinoco.
Pescadores nativos, biólogos y veterinarios hacen que este procedimiento sea seguro para el animal y efectivo para los científicos que trabajan en este programa. Foto: Fundación Omacha
¿Cómo participa la comunidad en la marcación de delfines?
En todos los lugares donde se ha realizado el marcaje satelital, los biólogos y veterinarios han contado con el apoyo de pescadores nativos. Ellos realizan un cerco de red en el agua para contener de manera segura a los delfines y así poder llevarlos a la orilla en una camilla especial para realizar el procedimiento que no tarda más de 15 minutos para evitar que el animal entre en estrés.
La Fundación Omacha con el apoyo de WWF-Colombia, Whitley Fund for Nature, Corpoamazonia, el Instituto Sinchi, Ibico (Instituto de Biología de la Conservación – España), la Fundación Barcelona Zoo y un grupo de pescadores de Puerto Nariño de Amazonas, trabajan de la mano en este programa. Foto: Fundación Omacha.
Durante ese tiempo se evita que el delfin se lastime. También, constantemente su piel es mojada y los expertos prestan especial atención y cuidado a la protección de su espiráculo (orificio respiratorio) y de la aleta dorsal donde se instala el dispositivo satélital como un arete. Finalmente se toman medidas, peso y muestras de piel para analizar la presencia de mercurio.

Pocas horas después del marcaje en Puerto Nariño llegó la primera información de los delfines. Llegaron al sitio Ramsar Complejo de Humedales Lagos de Tarapoto, hábitat clave de residencia para esta especie. Omacha anunció que pronto dará más información sobre estos animales para conocer su estado y el de los ríos amazónicos y de la Orinoquia por donde transitan.