En los días de confinamiento por la pandemia del coronavirus, los colombianos han conocido la magia de la biodiversidad ante la ausencia humana. Imágenes sorprendentes de delfines y tiburones nadando en las aguas ahora cristalinas del mar del Caribe, zarigüeyas y osos mieleros transitando por las calles de las urbes e incluso nuevas especies de mariposas hasta ahora desconocidas para la ciencia.

Le puede interesar: Zorritos: los reyes absolutos de la cuarentena en Colombia

En Bogotá, el animal que más ha aparecido durante la cuarentena es el zorro cangrejero o perruno, un mamífero que en la capital del país habita en los relictos de bosque de los cerros orientales. Este carismático y nervioso mamífero ha sido registrado por varios ciudadanos de los barrios de Chapinero y Usaquén, en conjuntos y viviendas que colindan con los cerros tutelares.

El zorro cangrejero ha aparecido con mayor frecuencia en los barrios del nororiente de Bogotá. Foto:  @profecuchilla.

Ante el incremento de los avistamientos en la capital, la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) le hace un llamado a la ciudadanía para que no perturbe ni ataque a estos zorros, una especie que tiene su cuna en las zonas boscosas bogotanas.

“En varias ocasiones ha sido visto en zonas urbanas de Bogotá como consecuencia del aislamiento obligatorio, la tranquilidad de la ciudad y del mal manejo de residuos orgánicos por parte de los ciudadanos. Estos animales suelen verse amenazados por atropellamientos e infecciones por patógenos presentes en perros domésticos”, dijo la entidad.

Le puede interesar: Siguen apareciendo zorros en Bogotá y la sabana durante el confinamiento humano

Según Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente, la ciudad cuenta con un amplio número de especies de fauna silvestre. “Sin embargo, muchas veces esta biodiversidad se ve amenazada por el desconocimiento que la ciudadanía tiene sobre las funciones e importancia ecológica de estos animales”.

El zorro también ha aparecido en varios municipios de la sabana como Chía. Fotos: Jorge Zuluaga.

Con el propósito de que la ciudadanía conozca a este mamífero insignia de la capital y otros representantes de la fauna como el cucarachero de mayo, la araña saltarina, la zarigüeya y la serpiente sabanera, la SDA publica varias piezas en sus redes sociales.

Respecto al zorro perruno, la entidad informa que es un mamífero pertenece a la familia Canidae, específicamente al linaje de los cánidos sudamericanos del género Cerdocyon, que últimamente ha hecho apariciones en diferentes barrios del nororiente de la ciudad. 

Pieza del zorro cangrejero que la SDA mueve en sus redes sociales para sensibilizar a la ciudadanía. Fuente: SDA.

“Este cuadrúpedo tiene un peso promedio entre 4 y 7 kilogramos, su espalda y costados son grises y castaño rojizo que se mezclan con pelos blancos amarillentos hasta la base de la cola. Una de las características de este animal es un hocico relativamente angosto, mide entre 59 a 76,5 centímetros y su cola puede alcanzar un largo de hasta 33,5 centímetros”, asegura la entidad. 

Otro factor físico característico del zorro cangrejero es el color del pelaje. Su cuerpo, cara, orejas y lado anterior de las patas son rojas, mientras que la garganta y el vientre son blancos. Las puntas de las orejas, la parte posterior de las patas y la región entre las mandíbulas son negras. 

 

Zorro fotografiado durante la cuarentena en el norte de Bogotá. Foto: Andrea Nieto.

Este zorro es de comportamiento nocturno, con un patrón de actividad que comienza generalmente a las cinco de la tarde y se extiende durante toda la noche. Es una especie omnívora y monógama, es decir que solo tiene una pareja durante toda su vida. La gestación de las hembras oscila entre 52 y 60 días”, anota la SDA.

Le puede interesar: ¿Sabe qué hacer si se encuentra un zorro cangrejero en su jardín?

Urrutia indica que Bogotá es cuna de hermosas especies silvestres, por lo cual la administración distrital desarrolla iniciativas dirigidas a la protección de la fauna silvestre presente en el ecosistema urbano. “Proteger la fauna silvestre de la ciudad es contribuir a la protección y conservación de la biodiversidad. Los animales silvestres deben estar libres y en su casa”.

 Además de Bogotá, este mamífero ha sido reportado durante la cuarentena en varias zonas de Chía, Medellín, Bucaramanga, Ibagué y Cartago. Este zorro de la especie Cerdocyon thous es un animal nativo de las zonas boscosas de algunos países de Sudamérica.

Medellín también ha reportado un incremento en los avistamientos de este zorro. Foto: Mayra Bedoya.

Jorge Escobar, director de la Fundación Humedales Bogotá, recalcó que estos mamíferos no deben ser manipulados por el humano. “Hay que dejarlos tranquilos, no alimentarlos, no acercarse mucho a ellos y alejar a las mascotas. Ellos son huidizos e inofensivos y no representan ningún riesgo. Aunque los podemos ver ahora más frecuentemente, en realidad siempre han estado por estas zonas, que son parte de su hogar original”.

Para el experto, en el caso de avistar algún zorro, no es necesario tomar ninguna acción y mucho menos tratar de contenerlos. “Algo que sí serviría son campañas para reducir la velocidad de los carros para evitar atropellarlos, además de un manejo de las mascotas y alejarse”.

* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana