En las constelaciones de Ofiuco y Acuario se encuentran dos exoplanetas del tamaño de Júpiter que fueron descubiertos por un grupo de científicos, del cual hacen parte dos astrónomos chilenos pertenecientes a la Universidad de Chile, así como un escocés.

Los planetas, que fueron dados a conocer en la última edición de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, fueron identificados como K2-237 b y K2-238 b, y orbitan en estrellas similares al Sol, al igual que la Tierra.

“Se estima que ambos planetas están compuestos principalmente de Hidrógeno y Helio, pero hay un detalle: K2-237 b es un planeta inflado, es decir, su tamaño es mucho mayor a lo que indican los modelos teóricos, siendo un planeta muy interesante para estudios atmosféricos”, indicó Maritza Soto, doctora en Astronomía de la Universidad de Chile y quien actualmente es investigadora postdoctoral de la Universidad de Londres Queen Mary.

Le puede interesar: NASA descubre 1.284 nuevos planetas fuera del Sistema Solar  

La astrónoma afirmó que lo más importante era que se entregaba evidencia para el estudio de la inflación de los planetas, el cual - según ella- era un fenómeno que se ve en muchos otros tipo “Júpiter calientes”, que aún no logran comprender del todo.

Por su parte, James Jenkins, académico del Departamento de Astronomía FCFM de la Universidad de Chile e investigador del Centro Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA), aseguró que los planetas gigantes como Júpiter deberían tener una masa similar, tal como indican los modelos.

"Pero un grupo de ellos tienen una masa mucho mayor, lo que se denomina inflación. La teoría plantea que la inflación se produce por el calor que cae sobre el planeta desde la estrella, que penetra profundamente en su interior y lo infla como un globo”, apuntó.

Le sugerimos: ¿Podría el hombre vivir fuera de la Tierra?

Según la investigación, K2-237 b orbita alrededor de su estrella cada dos días, mientras que K2-238 b realiza su órbita durante tres días y ambos objetos tienen una masa levemente superior a Júpiter.

Sin embargo, sobre el primer planeta en mención continúa la teoría en la que se estipula que la inflación se produce por la gran cantidad de radiación que recibe.

Tras el hallazgo de estas dos enormes bolas de gas se espera que ahora se proceda a estudiar la atmósfera del planeta K2-237 b.

Le recomendamos: Los límites de regeneración del planeta

“Eso no va a ser inmediato, pero esperamos que se obtengan datos para ese fin dentro de poco”, manifestó Soto.

Para detectar estos planetas se utilizaron distintos instrumentos espaciales que se encuentran instalados en el Observatorio La Silla de la región de Coquimbo, en Chile, entre los que se cuentan la sonda espacial Kepler 2, y los datos de los instrumentos Coralie (un telescopio suizo de 1.2 metros), FEROS (un telescopio de 2.2 metros) y HARPS (un telescopio de 3.6 metros).