La fórmula para apaciguar, controlar o encapsular la desbordada deforestación en Colombia continúa sin despejar.  Si bien 2017 fue catalogado como un año trágico, con cerca de 220.000 hectáreas arrasadas por la motosierra, todo indica que para el 2018 el balance no será favorable.

De acuerdo con Ricardo Lozano, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, este año la deforestación podría alcanzar entre 260.000 y 270.000 hectáreas, lo que indicaría un incremento del 22 por ciento con respecto del 2017. De estas, se calcula que 70.000 hectáreas estarían en el departamento del Guaviare.

“El principal motor de la deforestación en Colombia es el acaparamiento de tierras, responsable del 48 por ciento de la degradación de los bosques tropicales de la Amazonia y el Pacífico. Otros factores con alta responsabilidad son las actividades ilegales relacionadas con cultivos ilícitos y el tráfico ilegal de especies amazónicas como reptiles, anfibios y aves”, aseguró Lozano en la Carrera contra la Deforestación realizada este fin de semana en San José del Guaviare, organizada por Visión Amazonia.

El Ministro informó que el país pierde aproximadamente 600 hectáreas de bosque cada día, y que 11 de los 15 municipios más afectados por la deforestación son amazónicos.

“El gobierno nacional está comprometido con frenar esta tendencia. Hemos insistido en que queremos alcanzar altos estándares de equidad, pero basados en la legalidad y en los emprendimientos. En los últimos meses realizamos operativos de recuperación de los Parques Nacionales Naturales, tierras que son patrimonio de la Nación y las cuales son inalienables, imprescriptibles e inenbargables”, precisó Lozano.

Ministro de Ambiente lanzó “Pacto Nacional por los Bosques”, el cual contempla programas de restauración, proyectos productivos y educación ambiental con las comunidades campesinas.

Pacto por los bosques

En la Carrera contra la Deforestación, donde cerca de 145 personas pedalearon en señal de oposición a este flagelo, el Ministro anunció un “Pacto por los bosques”: iniciativa que busca acciones concretas de control y monitoreo y un apoyo a las comunidades para que puedan generar proyectos productivos con un uso sostenible.

Esta estrategia incluirá acuerdos con los campesinos para lograr acciones de restauración, proyectos productivos y educación ambiental, un trabajo que contará con la participación de Parques Nacionales Naturales, el Instituto Sinchi, Visión Amazonia y las Corporaciones Autónomas Regionales.

“Con el Consejo Nacional de Lucha Contra la Deforestación trabajamos de manera articulada con el sector privado, las autoridades locales y regionales, las fuerzas militares y de policía, entes judiciales y las comunidades, para desincentivar el accionar de los grupos y personas involucradas en la deforestación”, agregó Lozano.

El funcionario afirmó que la entidad tiene un acuerdo con el Ministerio de Comercio para llevar a cabo negocios y mercados verdes, y con el Fondo Colombia Sostenible, varios programas de pagos por servicios ambientales, una alianza que cuenta con recursos cercanos a los 20 millones de dólares.

Más de 145 personas participaron en la “Carrera contra la deforestación” de San José del Guaviare, iniciativa liderada por el programa Visión Amazonia que contó con diversas actividades de sensibilización sobre esta problemática.

Ojo a los incendios

El Ministerio de Ambiente calcula el Fenómeno del Niño llegará al país durante los últimos días de este año e inicios del próximo. Los colombianos vivirán una época de sequía, la cual tendrá sus principales manifestaciones en los incendios forestales.

Ante esto, Lozano hizo un llamado de prevención a todos los colombianos para que emprendan acciones y comportamientos que mitiguen la presencia del fuego que arrasa con los bosques, como apagar debidamente las fogatas, no dejar residuos tipo vidrio, elementos concentradores de la radiación, y denunciar cualquier incendio.

A los comités regionales y locales de emergencias y desastres y a las autoridades ambientales, el Ministro les recomienda mantener activos los planes de prevención y atención de incendios para evitar su ocurrencia y propagación, en especial en las zonas de reserva forestal y Parques Naturales.

“La ocurrencia de los incendios en uno de los principales factores de la deforestación, ya que algunos aprovechan esta situación para apropiarse ilegalmente de las tierras”, dijo Lozano.

136.633 hectáreas en el país fueron afectadas por incendios forestales en 2017. Entre tanto, durante los primeros días de diciembre de este año, el Sistema para el monitoreo de puntos de calor del Ideam ha logrado identificar 319 puntos de calor, en su mayoría en las regiones de la Orinoquia (172 puntos) y Amazonia (52).


Este es un producto periodístico de la Gran Alianza contra la Deforestación. Una iniciativa de Semana,  el Gobierno de Noruega y el MADS que promueve el interés y seguimiento de la opinión pública nacional y local sobre la problemática de la deforestación y las acciones para controlarla y disminuirla.