Columnas de humo y ceniza de hasta 500 metros de altura, así como una gran cantidad de lava o magma ha expulsado en las útimas horas el volcán Anak Krakatoa, situado en la provincia de Lampung, en una isla deshabitada en el estrecho de Sonda, en Indonesia, tras entrar en erupción. 

Según el Centro de Vulcanología y Mitigación de Desastres Geológicos de Indonesia la primera erupción duró un minuto y 12 segundos e inició a las 9:58 de la noche (hora colombiana) de este sábado. Posteriormente, sobre las 10:35 de la noche se registró un nuevo estallido, el cual se prolongó por 38 minutos y 4 segundos, generando una nube de ceniza en el aire que se expandió hasta 15 kilómetros. 

Le sugerimos: Erupción del volcán Kilauea: ¿Por qué es tan peligroso que la lava llegue al mar?

"Los estudios demuestran que las erupciones continuaron hasta las 5:00 de la madrugada de este domingo", informó Agus Wibowo, jefe del centro de datos, información y comunicación de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres. 

Según esta agencia, las erupciones están dentro del nivel esperado para un área propensa a desastres. De hecho, no descartó que pudieran  ocurrir más detonaciones, sin embargo, enfatizó en que no se ha detectado actividad volcánica que pueda conducir a una mayor intensidad de erupción. 

La entidad informó que hasta el momento no se tiene reporte de víctimas ni de daños materiales causados por este fenómeno natural, que no se presentaba desde 2018, año en el que causó 439 muertos, luego de provocar un tsunami. 

Fue exactamente el 22 de diciembre, cuando una fuerte erupción nocturna del volcán provocó el derrumbe parcial del cono de la montaña, lo que a su vez causó un tsunami que sorprendió a cientos de personas que pasaban las vacaciones de navidad en las costas de Java y Sumatra. Al menos 439 personas murieron y más de 7.200 resultaron heridas, según las cifras oficiales.


Este fue el momento en el que el volcán Anak Krakatau hizo erupción en 2018. 

A raíz de esa erupción, el Anak Krakatau, que en español significa ‘Hijo del Krakatoa‘, ahora se levanta a poco más de 110 metros por encima del nivel del mar, debido a perdió cerca de 200 metros de altura, tras la erupción de hace dos años. 

En contexto: Tsunami en Indonesia: cómo un volcán puede generar una ola mortal

Descubierto en 1927, el Anak Krakatau emergió de las aguas más de medio siglo después de la gran erupción del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó derruida en 1883, después una serie de masivas explosiones que le costaron la vida de más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas. Sus explosiones pudieron escucharse a más de 3.000 kilómetros a la redonda.

Indonesia se asienta sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

*Con infomación de DW.