Guiomar Nates ha dedicado gran parte de su vida a trabajar con las abejas silvestres, un grupo del que se cree existen cerca de 1500 especies en Colombia y de las cuales se conocen menos de la mitad. Es profesora de la Universidad Nacional de Colombia y desde 2010 empezó a trabajar en la Iniciativa Colombiana de Polinizadores – Abejas (ICPA). Esto motivó el interés de diversas autoridades ambientales del país por investigar sobre otros polinizadores y proponer recientemente una hoja de ruta para su conservación y protección, la cual espera un plan de acción por parte del Ministerio de Ambiente antes de que termine el 2019.

Hoy, Nates es una de las científicas pioneras en Colombia y Latinoamérica en abordar un tema que ya ha sido declarado de vital importancia por organizaciones como la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES): la polinización.

Guiomar Nates Parra fue una de las primeras académicas colombianas en interesarse por las abejas silvestres. Foto: Agencia de Noticias Universidad Nacional.
Guiomar Nates Parra fue una de las primeras académicas colombianas en interesarse por las abejas silvestres. Foto: Agencia de Noticias Universidad Nacional.

Mongabay: En general, es muy poco lo que se sabe de abejas silvestres y abejorros por fuera de la Academia…

Guiomar Nates: Hay unos trabajos muy interesantes de un investigador argentino en donde se muestra que el trabajo conjunto de abejas silvestres y Apis mellifera incrementa la producción de muchos cultivos. Se hicieron estudios en más de 40 cultivos en cerca de 60 lugares en el mundo, donde se concluyó que, para que se dé una buena producción agrícola, es necesario que haya tanto abejas silvestre como Apis mellifera.

Apis es muy eficiente polinizando algunos cultivos, pero en otros no lo es tanto. Por ejemplo, plantas como el maracuyá, que tiene unas flores grandes, necesitan de una abeja grande que pueda hacer contacto con las partes reproductivas de la flor. Apis es más pequeña que un abejorro y no logra hacer eso, en ese caso no es polinizadora eficiente. Tampoco puede ser polinizadora eficiente del lulo o del tomate porque son flores que tienen el polen encerrado en unas anteras tubulares y necesitan una vibración fuerte para que este salga; eso lo hacen ciertos abejorros como los Bombus.




La historia en 1 minuto: La iniciativa que busca rescatar a los polinizadores de Colombia. Video: Mongabay Latam. 

Mongabay: Hay quienes piensan que abeja que no produzca miel, no tiene valor…

G.N.: No todas las abejas producen miel. Lo hacen Apis y abejas sociales que tienen una estructura de colmenas donde tienen depósitos de alimentos para las crías. El néctar y el polen que recogen lo guardan en recipientes especiales. Las abejas solitarias no tienen ese sistema ni lo necesitan, hacen un agujero en alguna parte, lo acondicionan, ponen un huevo, dejan la comida, cierran y se van.

Le puede interesar: A quién le importa la pérdida de las abejas

Pero son importantes en polinización y eso es lo que tenemos que tener en cuenta. No producen miel pero le ayudan a la gente en la producción de uchuvas, lulos, tomates, etc. Ayudan a la producción de alimentos y semillas. Y no solo eso, también apoyan el mantenimiento de las especies vegetales que conforman los bosques, que son proveedores de oxígeno y agua.

En Colombia existen entre 1000 y 1500 especies de abejas silvestres. Foto: Cortesía CAR.
En Colombia existen entre 1000 y 1500 especies de abejas silvestres. Foto: Cortesía CAR.

Mongabay: ¿Por qué los insectos no reciben la misma atención que otros grupos como mamíferos, aves, anfibios y reptiles?

G.N.: Porque no son carismáticos. Porque la gente ve una mosca y lo que hace es darle un zapatazo, sin pensar en que esa mosca puede ser un polinizador eficiente.

Va uno por ejemplo a un cultivo de granadilla y llegan los niños de la escuela y se van a batear abejorros con palos y matamoscas. Le pegan a los abejorros que están sobre las flores porque alguien les ha dicho que son cucarrones que están mordiéndolas y las van a dañar. Nos ha tocado explicarles, hablar con los padres para que les digan que están haciendo una función muy importante llamada polinización.

La abeja chilena Alloscirtetica rufitarsis vive en prácticamente todo el territorio nacional. Foto: Patricia Henríquez
La abeja chilena Alloscirtetica rufitarsis vive en prácticamente todo el territorio nacional. Foto: Patricia Henríquez

Mongabay: Aunque Apis mellifera es muy activa en la polinización, es una especie introducida en América, ¿eso ha afectado en algún momento a las poblaciones de abejas silvestres?

G.N.: En algunos sitios sí se ha visto la competencia de abejas silvestres con Apis en cuanto a alimentación. En otros lugares trabajan a la par. El problema es que la gente tiene en su cabeza que la única especie de abeja que existe es Apis mellifera, y creen que la manera de protegerla es inundar de colmenas todos los bosques y todas las ciudades. Esto lo que hace es desplazar al resto de abejas silvestres. Cuando las poblaciones de una especie suben, otras van a sufrir y van a descender, por ejemplo, las que utilizan los mismos recursos alimenticios.

Le recomendamos: Las abejas claves para garantizar la seguridad alimentaria

Yo siempre digo: “Apis mellifera nunca se va a extinguir”, las abejas silvestres están en mayor riesgo de desaparición; aquellas que la gente no sabe que existen pero que son importantes.

Nota tomada en su versión original de https://es.mongabay.com/2019/10/abejas-polinizacion-alimentos-colombia/