Sin duda alguna una de las plantas más enigmáticas y sorprendentes que hacen parte de la amplia colección del Jardín Botánico de Bogotá es la denominada capitana. 

Se trata de una singular especie conocida en el mundo científico como Aristolochia grandiflora, un bejuco hermafrodita nativo de Centroamérica, la región Caribe y Colombia, cuyo ciclo de vida es demasiado corto y dramático. 

Le sugerimos: Ramos de flores que reducen la huella de carbono

Esta planta, también conocida como zaragoza o gallito, produce una enorme y bella flor con un espectacular corazón de color púrpura oscuro que solo permanece abierto por espacio de dos días, mientras seduce y atrae a sus presas para cumplir su función polinizadora. 


Esta enredadera es alta fuente de alimento para las las larvas se las mariposas, en especial de la cola de golondrina. Foto: Jardín Botánico de Bogotá. 

"El primer día, la capitana, estando en su fase femenina produce un olor a carne en descomposición que atrae a las moscas, las cuales quedan atrapadas en el interior de la flor, donde es receptiva al polen que pueden traer estos insectos adherido a su cuerpo y alas desde otra flor", indicaron desde el Jardín Botánicp.

Le recomendamos: ¿Son las rosas para San Valentín respetuosas con el medioambiente? 

El segundo día, entra en su fase masculina liberando el polen que se adhiere al cuerpo de las moscas y luego se marchita, permitiendo la salida de las moscas para que eventualmente estas puedan encontrar otra flor en fase femenina y así asegurar su fertilización y propagación.


El particular olor que expele a carne descompuesta atrae a los insectos, aunque puede llegar a ser esagradable para los humanos. Foto: Jardín Botánico de Bogotá. 

En las últimas horas el equipo científico del Jardín Botánico de Bogotá documentó el florecimiento de una capitana, esta misteriosa especie de enredadera que siempre será un espectáculo y que es utilizada con fines ornamentales, en la medicina tradicional, así como fuente de alimento.

Sus flores son las más grandes de todas las especies de América Central y están entre las flores más grandes del mundo. Son un polo de atracción especialmente para las mariposas cola de golondrina.