Su rareza se ha convertido en su peor enemigo. Pangolín, el único mamifero del mundo con escamas, es víctima de su exotica belleza.

Los cazadores de Africa y Asia, lugares donde habita esta especie, lo han convertido en blanco de ataques al considerar que esas pequeñas láminas que recubren su cuerpo, sirven para curar enfermedades de la piel, además, consideran que su carne es buena para los riñones, razón por la cual es muy apetecida en países asiáticos. 

Su comercio ilegal a gran escala lo han puesto en alto riesgo de extinción. En la última década, se estima que más de un millón de pangolines han sido cazados para satisfacer la demanda asiática, especialmente de China y Vietman. 

Existen ocho especies de pangolines, de las cuales cuatro se ubican en Asia. En ese continente se considera que al menos el 80% de estos animales han sido víctimas de la caza furtiva y por eso los traficantes han apuntado a las cuatro que quedan en territorio africano. Los pangolines filipino (Manis culionensis), chino (M. pentadactyla) y malayo (M. javanica) están En Peligro crítico de extinción; el arborícola (Manis tricuspis), el indio (M. crassicaudata) y el gigante (Smutsia gigantea) están En Peligro; y el de cola larga (M. tetradyctala) y el terrestre (S. temmickii) en estado Vulnerable, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). 

Le sugerimos: El pangolín amenazado de Vietnam

Cada tercer sábado de febrero se celebra en Día Mundial del pangolín, fecha con la que se intenta hacer un llamado al mundo para que ayude a su conservación y evite su extinción. 


A la carne del pangolín se le atribuyen en Asia poderes mágicos y curativos. Foto: archivo/Semana. 

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), al que pertenecen más de 180 países, alcanzó en 2016 un acuerdo para prohibir totalmente el comercio de pangolines, pero su tráfico ilegal continúa al considerar que también tiene propiedades mágicas. 

Según el programa ONU Medio Ambiente, sus grandes y alargadas garras le permiten cavar madrigueras subterráneas en busca de refugio, así como escavar nidos de hormigas y termitas para obtener alimento, con lo cual mezclan y airean el suelo. "Esto mejora la calidad de los nutrientes de la tierra y ayuda la ciclo de descomposición, proporcionando un sustrato sano para que pueda crecer la vegetación exuberante", indicó la organización. 

Para el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) es indispensable que el mundo sepa que el mamífero que más se trafica es esta creatura y no los elefantes y los rinocerontes, que suelen ser la cara más visible del comercio ilegal de animales salvajes. 

En los últimos años se han adelantado varias campañas para intentar detener el comercio ilícito de esta especie. Estrellas como Jackie Chan han participado en la realización de mensajes para generar conciencia sobre el abuso del que viene siendo víctima este animal. Los zoológicos de Estados Unidos, entre tanto, han hecho un esfuerzo por mantener viva esta especie, sin embargo, su dieta, costumbres, y necesidad de grandes espacios han hecho que otras alternativas de conservacion hayan fallado. 

Su relación con el coronavirus 

Un grupo de investigadores de la Universidad Agrícola del Sur de China descubrió que las muestras de pacientes con coronavirus eran 99% idénticas a las muestras del virus tomadas de pangolines salvajes. El vírus que se habría originado en los murciélagos, pudo haber estado albergado en los pangolines y transmitido a los humanos a través de su carne. 

Victor Briones Dieste, Catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid e investigador del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET), indicó para el medio NCYT que existen estudios publicados en The Lancet y Nature que han demostrado que secuencias genómicas de los virus de aislados enfermos, tienen un parecido de más del 90% con virus aislados previamente de murciélagos a partir de heces y otras muestras.

Le puede interesar: Así es el negocio de la extinción y el tráfico de animales

El experto aclaró que “el origen del coronavirus de Wuhan podría estar en los murciélagos, pero no se sabe si ha habido intermediarios o no entre estos y las personas. Como no es época de venta de murciélagos en el mercado al estar hibernando, parece que podrían haber intervenido animales como serpientes o pangolines", comentó. 

Existen organizaciones como World Animal Protection que afirman que no les sorprende escuchar que los pangolines están implicados en el brote de coronavirus mortal en curso, dado que millones de ellos son robados de la naturaleza y se comercializan en todo el mundo. Recordaron que hay  crueles maneras en que los pangolines son saqueados y sacrificados sin medidas de bioseguridad establecidas.

"Si queremos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para prevenir brotes de enfermedades mortales como el coronavirus, la única solución es una prohibición permanente del comercio de vida silvestre, en China y en todo el mundo”, advirtieron.