Los devastadores incendios forestales que se vienen registrando en Australia tienen en grave peligro a los koalas. Solo en el estado Nueva Gales del Sur se estima que han muerto más de 1.000 marsupiales, incluidos los 700 que perecieron el mes pasado en las conflagraciones de la ciudad de Ballina. Así lo corroboró Deborah Tabart, presidenta de la Fundación Australiana de Koalas. 

"Nueva Gales del Sur tiene una población de 16.000 a 18.000 ejemplares. Se trata de una gran pérdida", indicó Tabart a la agencia EFE. Y es que los koalas son una especie catalogada como vulnerable en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN. 

El fuego ha alcanzado una dimensión tan grande que los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria optaron por lanzar este miércoles la máxima alerta, teniendo en cuenta que producto de los incendios han fallecido seis personas, 500 viviendas han sido calcinadas y 13.000 kilómetros cuadrados han resultado arrasados desde el 1 de julio hasta la fecha. 

Le puede interesar: Koalas al borde de la extinción. ¿Podrá una ley salvarlos?

Los koalas tampoco han podido escapar de las llamas, al punto que 50 ejemplares están siendo atendidos en un hospital gestionado por la organización Conservación de Koalas de Australia en Port Macquarie. Según las directivas de la clínica, la mitad de estos animales se encuentran allí por deshidratación y quemaduras. 

"Los koalas están funcionalmente extintos. Los incendios forestales están disminuyendo sus posibilidades de supervivencia", recalcó Tabart a EFE, quien solicitó al Gobierno australiano adelantar acciones inmediatas para protejer los bosques y controlar el uso el agua de los ríos en la industria del carbón.

La experta afirmó que este tipo de marsupiales era especialmente sensible a cualquier cambio en el medioambiente, pues permanecía cerca de 20 horas al día durmiendo y las cuatro restantes las empleaba para alimentarse de las hojas de los árboles, en especial de eucalipto. 

Las imágenes publicadas en redes sociales de koalas intentando huir del fuego han despertado una ola de solidaridad que se ha visto reflejada en donaciones monetarias por internet, que ya alcanzan los 582.000 dólares para el hospital. 

Le sugerimos: El hospital de los koalas

Esos recursos, según las directivas del centro asistencial, serán utilizados para tratar a los marsupiales, al igual que para crear un programa de reproducción de koalas. 

Para la detección de los koalas que aún permanecen en la zona donde se vienen presentando los incendios se están empleado perros especializados. Sin embargo, esa tarea no ha sido fácil ya que los marsupiales al sentir los incendios, trepan a lo más alto de los árboles.  

La deforestación, el descontrolado crecimiento urbano, la cacería indiscriminada, la expansión de la frontera agrícola, la minería y el cambio climático son los principales factores que están acabando con el hábitat de los koalas en Australia y el mundo. 

La Fundación Australiana del Koala (AKF por sus siglas en inglés) lanzó una alerta ante el inminente peligro de extinción de esta especie. Según la ONG en Australia tan solo quedan 80.000 ejemplares, razón por la cual vienen reclamando la implementación de una ley de protección para estos animales que fueron catalogados como una especie funcionalmente extinta.

"Esta cifra es, aproximadamente, el uno por ciento de los ocho millones de koalas que fueron asesinados por su piel y enviados a Londres entre 1890 y 1927", indicó esta organización a través de un comunicado.