;
AFP

Los ministros del Medioambiente del G7 comenzaron este domingo en Metz, en el este de Francia, un intercambio con vistas a impulsar medidas "concretas", la víspera de la publicación de un informe alarmista sobre la situación de la naturaleza. "Debemos salir de este G7 (...) con cosas muy concretas", exhortó la secretaria de Estado francesa para la Transición ecológica, Brune Poirson, en la apertura de los debates.

Además de los países del G7 (Francia, Canadá, Alemania, Estados Unidos, Italia, Japón y Reino Unido), están presentes delegaciones de México, Chile (que acogerá a finales de 2019 la COP25 sobre el clima), Níger, Gabón, Egipto, India, Indonesia, islas Fiyi, Noruega y la Unión Europea (UE).

Los delegados debaten hasta este lunes el lunes sobre una serie de iniciativas (lucha contra la deforestación, la contaminación de los plásticos, sistemas de climatización limpios, protección de los arrecifes de coral etc...), que deben desembocar en la creación de coaliciones de países para impulsarlas. El financiamiento de acciones a favor de la biodiversidad también será estudiado.

Lea también: El medio ambiente pasa al tablero

Este G7 del Medio ambiente debe concluirse con la adopción, por los países que lo deseen, de una guía de biodiversidad. "Estas propuestas tienen nuestro total apoyo", declaró la comisaria europea del Medio ambiente, Karmenu Vella.

Este lunes se publicará en París la versión final de un informe sobre la situación mundial de los ecosistemas. Hasta un millón de especies estarían en peligro, según una primera versión del texto.

Basándose en estudios científicos, "nos pondremos de acuerdo sobre los mejores medios para aumentar el lugar de la biodiversidad en la escena internacional, y para alcanzar un resultado ambicioso" en la conferencia internacional de la biodiversidad en China a finales de 2020, prometió el ministro francés de la Transición Ecológica, François de Rugy, en el inicio de la cumbre.

La lucha contra el cambio climático ocultó durante un tiempo la necesidad de proteger la biodiversidad en las discusiones internacionales.

Le puede interesar: Día de La Tierra deforestación hace que Latinoamérica sea más vulnerable al cambio climático

Pero la reunión de los Estados miembros de la Convención de la ONU sobre la diversidad biológica (COP15) de Kunming, debe fijar una agenda para proteger la biodiverisdad luego de 2020, tras el fracaso de cumplir la mayoría de los compromisos en el periodo 2011-2020, conocidos como "objetivos de Aichi". Francia espera lograr la redacción de un comunicado final de este G7, a pesar de las diferencias con Estados Unidos sobre el clima.

En su primera intervención este domingo por la mañana, Andrew Wheeler, que dirige la agencia estadounidense de protección del Medio ambiente (EPA), lamentó que se haya "acordado mucha atención a los peores escenarios" sobre el clima. Al margen de este G7 Medio ambiente, habrá conferencias sobre la biodiversidad, el cambio climático y la transición ecológica para el público.

Para muchas asociaciones se está lejos de los objetivos, tanto en materia de lucha contra el cambio climático como de protección de la biodiversidad. Los miembros del G7 forman parte de los países "más ricos, más desarrollados, pero también son los que más contaminan", recuerda la red para la acción climática (RAC).