;
AFP

El derretimiento del hielo antártico ya generó un incremento del nivel del mar de 1,4 centímetros entre 1979 y 2017, indicó la investigación publicada en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Se espera que el ritmo de este deshielo lleve a un catastrófico aumento del nivel del mar en los próximos años, según el principal autor del informe Eric Rignot, presidente de Ciencia del Sistema Tierra en la Universidad de California, Irvine.

"Si las capas de hielo de la Antártida continúan derritiéndose, tendremos un aumento de varios metros del nivel del mar en los próximos siglos", advirtió Rignot.

Le puede interesar: Rumbo a la Antártida: una expedición con presencia colombiana

Un crecimiento de 1,8 metros para 2100, como prevén algunos científicos, podría llevar a que se inunden varias ciudades costeras en las que viven millones de personas en todo el mundo, según estudios anteriores.

Para el estudio actual, los investigadores llevaron adelante la evaluación más larga de la historia sobre las masas de hielo de la Antártida a lo largo de 18 regiones geográficas.

La información fue obtenida a través de fotografías aéreas de alta resolución tomadas por aviones de la NASA, así como de satélites de diversas agencias espaciales.

Los científicos hallaron que entre 1979 y 1990 la Antártida perdió un promedio de 40.000 millones de toneladas de hielo anualmente. Entre 2009 y 2017, la pérdida de masas de hielo creció más de seis veces, a 252.000 millones por año.

Le sugerimos: Pérdida de hielo en la Antártida se triplica en cinco años y aumenta peligrosamente el nivel del mar

Para los investigadores resultó aún más preocupante que algunas zonas que eran consideradas "estables e inmunes al cambio" en la Antártida Oriental también están sufriendo el deshielo, según el estudio.

"El sector de la Tierra de Wilkes de la Antártida Oriental ha sido sido siempre un participante importante en la pérdida de masa de hielo, incluso en los 80, según mostró nuestra investigación", dijo Rignot.

"Esta región es probablemente más sensible al cambio climático de lo que se creía y es importante saberlo porque contiene más hielo que la Antártida Occidental y la Península Antártica juntas", añadió.

Rignot advirtió que el aumento de la temperatura de los océanos sólo acelerará el proceso de deshielo. Investigaciones recientes mostraron que la temperatura de los océanos está aumentando más rápido de lo que se creía e incluso se establecieron nuevos récords en los últimos años.