Todo comenzó en 2016. Dos profesores del programa Enseña por Colombia soñaron con fortalecer las capacidades de liderazgo de los jóvenes de la región del Urabá antioqueño, y pensaron que podían hacerlo mejor mediante una travesía al nevado de Santa Isabel, el glaciar colombiano que, según los expertos, está más próximo a desaparecer. “Una travesía a donde nace la vida”, como el lema de esta iniciativa.

Así le dieron vida a Del Urabá a la nieve, un programa que busca educar por medio de la experiencia, en el que ya han participado 94 jóvenes. Ellos han dejado su natal Apartadó, Necoclí, Acandí y otros municipios, veredas y corregimientos de la zona para ponerse su equipo de montaña, enfrentar sus propios miedos, reconocer sus límites, resignificar muchas situaciones, valorar los recursos naturales y ver que hay más allá del río Atrato. 

Le recomendamos: Niños y jóvenes aprenderán sobre el cuidado de los bosques

Para lograr esto, los ‘profes’ de Enseña por Colombia trabajan con los jóvenes en desarrollar las habilidades socioemocionales propuestas por el profesor Arturo Harker, de la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo, como las más adecuadas para contextos de posconflicto. Se trata del trabajo en equipo, la comunicación asertiva y el autoconocimiento. Todas con un eje transversal: adquirir conciencia de la importancia del medio ambiente, conservarlo y preservarlo.


Este proyecto deja sobre la mesa el poder de la educación y de los jóvenes para transformar el país. “Sabemos, sin embargo, que en ocasiones basta tener las herramientas y la guía adecuadas para apropiarse de su territorio, sus recursos, su comunidad y sus saberes para aportar a construir una sociedad más equitativa, solidaria y en paz, entre nosotros y con el medioambiente”, dice Bárbara Uribe, profesora de Enseña por Colombia en la región. 

De esta forma, Del Urabá a la nieve ofrece a sus participantes una experiencia transformadora, que los saca de su zona de confort e implica, además de un reto físico uno psicológico. No solo tienen en la cima del Santa Isabel la única cumbre por conquistar. Antes deben encontrar los recursos económicos para que estos jóvenes puedan desplazarse. Los profesores de Enseña por Colombia emprenden año tras año esta cruzada. Jóvenes de diferentes disciplinas que aportan su conocimiento para construir país en distintos lugares del territorio nacional. Personas apasionadas y con una profunda visión de cambio que se insertan en este contexto para contribuir a superar las problemáticas.

Le sugerimos: El acceso a la tierra cada vez más difícil para jóvenes agricultores del mundo

Gracias a donaciones, la expedición Del Urabá a la nieve 2019 ya está garantizada. Y en diciembre 30 jóvenes, entre 14 y 18 años ascenderán al pico más alto del Santa Isabel. Pero vendrán más. Así que si quiere hacer su aporte solo debe entrar al link vaki.co/vaki/urabanieve2019 y seguir las instrucciones.