La última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas, elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), no muestra un panorama alagador. De unas 105.700 especies analizadas, se encontró que más de 28.000 se encuentran en peligro de extinción. 

Animales, plantas y hongos hacen parte de este grupo de especies que están siendo afectadas, principalmente, por la mano del hombre. El mencionado número corresponde al 27% del total de especies, según advierte la UICN.

El informe indica que en esta oportunidad se analizaron unos 17.000 animales, plantas y hongos más que en 2017 y esto dio como resultado que más de 3.000 especies estén ahora amenazadas frente a hace dos años, cuando se había realizado la última medición. 

Los anfibios se constituyen en el mayor número de especies amenazadas, representando el el 40% de las especies analizadas. Este es el caso de la rana gigante de São Tomé, endémica de isla africana con el mismo nombre, o la rana del lago Titicaca en Perú y Bolivia.  

le puede interesar: Ana María Hernández la voz de la biodiversidad en Colombia

Las coníferas, con una participación de 34%, son las siguientes especies en la lista, seguidas de los corales que alcanzan 33%, los tiburones y las rayas con 30%, los crustáceos representan 27%, los mamíferos, el 25% y las aves un 14%.

El pez guitarra y las rayas de la familia Rhinidae son los peces más amenazados del mundo, según la Lista Roja. De acuerdo con información de la UICN, entre las rayas hay dos familias al borde de la extinción debido a su sobrepesca en las regiones del océano Índico, Pacífico occidental, Atlántico oriental y el mar Mediterráneo. Estos animales son utilizados para preparar sopas de aletas.

Otras de las especies marinas que aparecen en la lista son los peces linterna bioluminiscentes, que a pesar de vivir a más de 1.000 metros de profundidad, están bajo amenaza por las actividades que desarrollan las industrias petroleras y mineras. Normalmente, estas especies no son protegidas al encontrarse alejadas de la jurisdicción de los países y, por lo tanto, de su protección.

Esta es precisamente una de las razones por las cuales alrededor de 190 países trabajan en la firma de un acuerdo global por los océanos con el fin de definir normas que permitan la protección de la biodiversidad que se encuentra en el fondo de estas grandes extensiones de agua. 

Además de lo que sucede en los mares, la UICN ha advertido de la pérdida silenciosa de las especies de agua dulce de  países como Japón y México, producto de la contaminación de los ríos procedentes del campo y del ámbito urbano y la construcción de diques y presas.

Primates en riesgo de desaparecer

Foto: Archivo

Una de las principales conclusiones es que 7 especies de primates están en peligro de desaparecer, como resultado de un incremento en la deforestación y la caza furtiva. Esta situación se presenta principalmente en África Occidental y Perú. 

El mono Cercopithecus Roloway o Barba Blanca, el Mangabey de cabeza roja, el Gálago de Rondo, el Lémur negro de ojos azules, el Saltador de Sahafary, el Sifaca sedoso, el Indri y el Gorila oriental, entre tantos, hacen parte de la lista de especies que están en riesgo.  En esta actualización, estas especies elevaron sus niveles de vulnerabilidad de “En Peligro” a “Estado Crítico”, una fase antes de la extinción.

Árboles y hongos

A los animales se suman los árboles y hongos, que en esta medición representan más de 5.000 especies, que habitan territorios en 180 países. Por ejemplo, la UICN habla de 23 especies de palisandros y palo rosa en el bosque seco de Madagascar, donde el 90% de estas especies están amenazadas por la explotación maderera y el tráfico ilegal de productos silvestres.

En Canadá y Estados Unidos, por su parte, el olmo americano entra por primera vez en la lista en la categoría de ‘en peligro‘, debido, en este caso, a la grave invasión de un hongo patógeno. Mientras en España, el Cardón de Jandía, de Canarias y la Lechuguilla del Fraile, una especie presente en Galicia, se mantienen en la categoría de peligro crítico.

Le recomendamos: La biodiversidad desaparece a pasos agigantados en el mundo

En cuanto a los hongos, el número de especies de este tipo en la lista llega a las 79, el doble de los datos registrados en la medición de hace dos años. La UICN destaca le hygrocybe splendidissima como una de las especies que ha sido afectada debido a la agricultura intensiva, y el uso de fertilizantes, que la han puesto en peligro. Se da principalmente en Europa.

Grethel Aguilar, directora general de la UICN, ha dicho que esta actualización muestra claramente la cantidad de seres humanos en todo el mundo que están sobreexplotando la vida silvestre.

"Los Estados, las empresas y la sociedad civil deben actuar urgentemente para detener la sobreexplotación de la naturaleza, y deben respetar y apoyar a las comunidades locales y los pueblos indígenas para fortalecer los medios de vida sostenibles", ha dicho la directiva.