Mientras las autoridades reportaban la extinción de los tres incendios forestales que se registraban en la Sierra Nevada de Santa Marta, jurisdicción de los departamentos de Cesar y La Guajira, el Batallón de Alta Montaña del Ejército Nacional dio a conocer que otra conflagración se estaba presentando en este ecosistema. 

La emergencia sucede en el sector de Traganíque, en el municipio de Fundación en el Magdalena. Las autoridades realizaron un sobrevuelo sobre la zona para determinar la magnitud del incendio, pero aún no han dado a conocer un informe oficial. 

Entre tanto, la calma comienza a retornar para las comunidades indígenas Séynimin, del Pueblo Arhuaco, así como del resguardo Kogui-Malayo Arhuaco, que resultaron afectadas por las llamas que se venían registrando desde el pasado domingo 24 de febrero. La llegada de las ayudas humanitarias se convierten en un paliativo para estos pueblos que perdieron una gran parte de sus propiedades colectivas, al igual que varias viviendas.