Durante su intervención en la Cumbre sobre los Bosques Tropicales, en Naciones Unidas, el presidente Iván Duque, hizo un llamado a conformar una gran coalición que permita la protección de los bosques lluviosos y de la selva tropical húmeda, como una de las mejores formas para afrontar los efectos del cambio climático y amenazas como la deforestación, la minería ilegal, los cultivos ilícitos y la extensión desmedida de la frontera agrícola, que ponen en peligro pulmones del planeta como la Amazonía.

En el marco del encuentro, el primer mandatario dijo que es necesario proteger pulmones que son clave para la captura de gases de efecto invernadero. “Estamos hablando de la protección de las fuentes de agua, de la protección de miles de especies, porque, entre otras cosas, son estos bosques los que tienen hoy la más alta concentración de biodiversidad en nuestro planeta”. La iniciativa de Duque fue apoyada por los mandatarios de Francia, Emmanuel Macron, y de Chile, Sebastián Piñera.

Le recomendamos:

En su intervención, el Jefe de Estado explicó que la extracción ilegal de minerales se ha convertido en una de las mayores amenazas en contra de la selva tropical húmeda de América Latina y el Caribe, junto con los cultivos de uso ilícito, que traen enormes repercusiones, porque “por cada hectárea de coca que se siembra en la selva tropical, se están destruyendo cerca de dos hectáreas de ese patrimonio tan importante para el planeta”.

Otro aspecto al que hizo referencia fue a la extensión de la frontera agrícola. Recalcó que este proceso irregular y el desarrollo ilegal de maderables también son causa de la deforestación, a lo que se suman los efectos del cambio climático, todo lo cual desencadena, por ejemplo, la serie de incendios forestales que se han visto en la Amazonía en semanas recientes.

Duque hizo un llamado al sector privado para que tenga una participación activa en este trabajo, por ejemplo, actuando en los esquemas de compensación y aportando, bajo mercados voluntarios, en la reducción y captura del CO2.

Llamado a aportar recursos para proteger el planeta

Ante el difícil panorama que se vive en esta materia, Duque hizo un llamado a los países desarrollados para que contribuyan con mayores recursos para la preservación y atención de los bosques tropicales, incluyendo el impulso a la reforestación y a esquemas como el pago por servicios ambientales.

“Que tengamos la posibilidad de buscar, de hacer un llamado a los países que han construido también su desarrollo a costa, muchas veces, de esta emisión de gases de efecto invernadero, para que contribuyan con recursos para la preservación y atención de nuestros bosques tropicales. Es urgente, apreciados delegados, que el esfuerzo por reforestar, que el esfuerzo por tener esquemas de pagos por servicios ambientales, sea reconocido globalmente”, sostuvo.

En su intervención, el primer Mandatario destacó la importancia que este tema tiene para Colombia, pues, según dijo, se trata de un país que tiene el 50 por ciento de los páramos del planeta, cuyo 40 por ciento de su territorio continental es selva tropical húmeda, y que, además, posee más de 24 millones de hectáreas en parques naturales.

Dio a conocer cómo en su gobierno, la protección de los recursos naturales y del medio ambiente se elevó a una política de seguridad nacional, contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo. “Hemos convertido la protección de los recursos naturales en un asunto de seguridad nacional, enfrentando la minería ilegal, los cultivos de uso ilícito, el desarrollo de maderables ilegalmente y, por supuesto, que se haga una extensión de la frontera agrícola de manera irresponsable”, afirmó. 

le sugerimos: Cambiar el uso de la tierra esencial para mitigar el cambio climático

Destacó otros aspectos como el trabajo interagencial que ha permitido reducir la deforestación en un 17 por ciento y los avances del programa de reforestación que se ha impuesto como meta sembrar 180 millones de árboles al año 2022, además de la  suscripción del Pacto de Leticia, mediante el cual los países amazónicos se comprometieron a aunar, fortalecer y coordinar esfuerzos para proteger el medioambiente y la biodiversidad del Amazonas.

Este llamado que hacemos hoy es para que todos, absolutamente todos, en el esfuerzo de actuar frente a los efectos del cambio climático, entendamos que no seremos victoriosos si no incluimos en nuestra agenda la defensa irrestricta de los bosques tropicales, de los bosques lluviosos y de los bosques primarios”, concluyó el Presidente Duque.