El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, canceló su participación en la Cumbre Presidencial por la Amazonia, convocada por el gobierno colombiano, para este viernes 6 de septiembre, en la ciudad de Leticia. El mandatario brasileño informó que la decisión la tomó por prescripción médica antes de una nueva cirugía, que le practicarán el próximo domingo.

Sin embargo, sí prometió ir a defender "aunque sea en silla de ruedas" la posición de su país sobre la crisis que enfrenta por cuenta de los incendios, ante la Asamblea general de las Naciones Unidas, que se realizará a finales de este mes.

Por ahora, se deconoce si en su reemplazo enviará a un sustituto o si pide, que dada la importancia del tema y su interés en el mismo, el evento sea aplazado para que él pueda hacer presencia, una vez se haya recuperado de su intervención quirúrgica.

Le sugerimos: Perú decreta alerta por incendios en Amazonia brasileña

Es de recordar que la Cumbre tiene como fin definir acciones que permitan proteger la región amazónica, dada la situación de vulnerabilidad a la que se encuentra expuesta debido, principalmente, a la deforestación causada por la ampliación de la frontera agrícola, la minería ilegal y el comercio ilegal de madera, entra muchas otras razones. 

Los médicos estiman que tras la cirugía, Bolsonaro requerirá reposo de unos 10 días y el Mandatario aseguró que irá de todos modos a Nueva York, donde Brasil realiza tradicionalmente el primer discurso de la Asamblea General de la ONU, previsto para el 24 de septiembre. 

"Voy a comparecer ante la ONU aunque sea en silla de ruedas, en camilla. Voy a comparecer porque quiero hablar sobre la Amazonía", dijo Bolsonaro a periodistas frente a su residencia oficial en Brasilia. 

Crisis por los incendios en la Amazonia

Desde enero hasta el domingo por la tarde, los satélites del Instituto Nacional de Investigación Espacial (Inpe), contabilizaron 91.891 focos, 1.390 más que en el mismo periodo del año anterior, un récord desde 2010 para el mismo lapso  Un 52% del total se registró en la región amazónica.  Las cifras del INPE muestran que tan sólo en agosto la Amazonía concentró un tercio (30.901) de todo el fuego registrado en Brasil en lo que va de año.

El gobierno, que atribuye los incendios principalmente a la estación seca, prohibió la semana pasada las quemas en todo el país, aunque luego redujo el área de la veda a los nueve estados con floresta tropical.

Un estudio del Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía, señaló, por su lado, que "la incidencia del fuego en la región amazónica está directamente relacionada a la acción humana y las llamas acostumbran a seguir el rastro de la deforestación.

De interés: La realidad de la Amazonia colombiana no es diferente a la de Brasil

En Colombia, esta situación no es diferente. Según la Fundación Gaia Amazonas, en las últimos días se han registrado más de 200 focos de calor, siendo el departamento del Meta el más afectado por esta problemática, lo que pone en evidencia que se trata de una crisis generalizada, pues también la Amazonia de Bolivia y Perú ha sido impactada por las constantes conflagraciones que han consumido millones de hectáreas de bosques. 

Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, manifestó que el año pasado en el territorio colombiano el número de hectáreas que se perdieron por incendios en la Amazonia puede alcanzar las 200 mil, mientras que las cifras de deforestación en la misma región fueron de 135.000, lo que indica que se quemaron 65 mil hectáreas más que lo deforestado de bosque. 

Ante la grave problemática, el presidente Iván Duque, propuso un acuerdo por la Amazonia, esto con el fin de trabajar de manera conjunta para lograr estrategias que permitan su preservación y para esto precisamente será la Cumbre que se realizará en Leticia. 

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, también planteó la semana pasada la posibilidad de organizar una reunión específica sobre la situación en Amazonía. En su momento dijo que esta situación es evidentemente muy grave, debido a los incendios, pero que la posibilidad de realizar una cumbre no había dado señales hasta el momento de prosperar. Se espera que finalmente este viernes se lleve a cabo el encuentro que sin duda será clave para el futuro de la Amazonia.

*Con información de AFP