Las playas Cañaveral, San Felipe, Castilletes, Arrecifes, Boca del Saco y Playa Brava, todas ubicadas en el Parque Nacional Natural Tayrona, son visitadas por las tortugas marinas caná, cabezona y carey, reptiles que durante esta época llegan al territorio colombiano para poner sus huevos.

Le puede interesar: Día mundial de las tortugas: la dura lucha por las carey

Los guardabosques del área protegida, por medio de recorridos de prevención, vigilancia y control, han avistado la llegada de las tortugas marinas a las playas con el fin de realizar sus procesos de nidadas, un indicador del buen estado en el que se encuentra el territorio del Tayrona.

Según Parques Nacionales Naturales (PNN), la temporada de reproducción de las tortugas marinas puede abarcar dos eventos: el arribo, cuando llega a la playa independientemente si pone o no los huevos, y el anidamiento, en el que la tortuga encuentra un sitio adecuado y deposita sus huevos.

Durante la cuarentena, las playas del Caribe colombiano reciben varias especies de tortugas que llegan a anidar. Foto: PNN.

Las tortugas marinas que están desovando en el Tayrona nacieron en este ecosistema. Estas especies de reptiles siempre regresan a anidar en el sitio donde nacieron, fijando una impronta del grano de arena en la parte ventral de su caparazón. 

Le puede interesar: Las playas de Cartagena se alistan para recibir a las tortugas carey

“El arribo y anidación depende de varios factores como el buen estado de conservación de la playa, grano de la arena, oleaje y la pendiente. Especies como la caná, la tortuga más grande del mundo que pesa hasta 700 kilos en la madurez, se le dificulta llegar a la playa cuando la pendiente es muy alta, por eso procesos como la erosión costera pueden afectar la anidación de estas especies”, indicó PNN.

Guardaparques del Tayrona le dan una mano a las tortugas para que el oleaje no acabe con sus nidos. Foto: PNN.

De las ocho especies de tortugas marinas que existen en el mundo, cuatro arriban al Parque Tayrona: caná (Dermochelys coriacea), carey (Eretmochelys imbricata), cabezona o gogó (Caretta caretta) y con menor frecuencia la verde (Chelonia mydas). 

Le puede interesar: Red de tráfico internacional pone en riesgo a extraña especie de tortuga de la Orinoquia

Los expertos de la entidad han observado cambios en los ciclos naturales de arribo de las tortugas, como variaciones en los meses en que usualmente inicia y termina la temporada de anidamiento. “También el orden en que llegan a la costa: la última tortuga marina en arribar es el carey, pero en este año para el mes de mayo, ya se tiene reporte de su llegada”.

Las tortugas carey son una de las especies que están anidando en el Tayrona. Foto: PNN.

"Cuando los nidos se encuentran en lugar de riesgo por oleaje u otros factores, los guardaparques evalúan la necesidad de trasladarlos a un sitio seguro", dijo PNN.

El Parque Nacional Natural Tayrona es un área de gran importancia ecológica, donde se conservan ecosistemas terrestres como el bosque seco y matorral espinoso, bosques nublado y húmedo y ecosistemas marino-costeros como manglares, playas, litoral rocoso, arrecifes de coral y pastos marinos.

La zona de anidación es monitoreada por los guardaparques. Foto: PNN.