;
AFP

Este martes se llevará a cabo la primera marcha de mujeres de pueblos originarios, anunciada por la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), la cual prevé reunir a más de 1.000 participantes, provenientes de todos los rincones del país ‘Carioca‘.  

El miércoles se unirán a la marcha de las "Margaridas": mujeres de zonas rurales de Brasil y de otros países, que se celebra cada cuatro años en la capital brasileña.

"El desmonte de la política de derechos humanos, de la política ambiental, de las políticas culturales (...) nos afectan directamente", declaró en rueda de prensa Sonia Guajajara, coordinadora ejecutiva de la APIB.

Guajajara acusó a Bolsonaro, partidario de la apertura de áreas protegidas a actividades agrícolas y mineras, de usar la "táctica del divisionisno entre los pueblos indígenas".

Le sugerimos: 

El mandatario ultraderechista se manifestó en varias ocasiones contra nuevas demarcaciones de tierras indígenas, cuyos habitantes viven según él "como si fueran animales en un zoológico". 

Este lunes decenas de mujeres indígenas marcharon por las calles de Brasilia solicitando mejoras en el servicio de salud. Foto: SERGIO LIMA / AFP

El jueves por la noche, en su transmisión semanal en vivo a través de Facebook, apareció junto a tres líderes indígenas de Raposa Serra do Sol -una gigante reserva con enormes yacimientos de recursos naturales en el norte del país-, quienes mostraron su voluntad de integrarse con el resto de la sociedad brasileña.

Le sugerimos: La vida de las indígenas trans en los cafetales colombianos

Según cifras oficiales, unos 800.000 indígenas de 305 etnias viven en Brasil, un país con cerca de 210 millones de habitantes. 

Las mujeres indígenas empezaron a instalar el pasado viernes un campamento cerca de Explanada de los Minsterios y participarán en varios actos formativos y culturales antes de la protesta del martes. 

La APIB recalcó que la marcha se financia con "recursos propios, apoyo de organizaciones asociadas y donaciones".