;
AFP

El operador de trenes de alta velocidad Thalys anunció este jueves la suspensión de la venta de billetes en todas sus líneas por la ola de calor que azota Europa y que provocó perturbaciones en la red de ferrocarriles en Bélgica.

"A causa de las serias perturbaciones debidas a unas condiciones climáticas excepcionales, nos vemos obligados a cerrar la venta de todas nuestras líneas", anunció Thalys, aconsejando a los viajeros a posponer sus viajes. 

Un tren Thalys que viajaba entre Ámsterdam y París quedó bloqueado a la altura de la localidad belga de Malinas. Un pasajero dijo que se encontraban inmovilizados y sin aire acondicionado.

Le puede interesar: 

Según el servicio de prensa de Thalys, empresa que conecta varias ciudades de Bélgica, Países Bajos, Francia y Alemania, los pasajeros estaban a punto de ser trasladados hacia Malinas.

Debido a las altas temperaturas, el Instituto Real de Meteorología (IRM) de Bélgica emitió una alerta "roja" en casi todo el país, hasta el viernes, con medidas de precaución reforzadas, excepto en las zonas bañadas por el mar del Norte.

Ese país registro, además, su récord de calor este jueves con los 40,7 ºC registrados en Beitem (oeste), según datos provisionales difundidos por el jefe de previsiones del IRM, David Dehenauw.

Le recomendamos: La sequía está provocando comportamientos extraños en animales

La víspera, el pequeño reino del oeste de Europa había registrado por primera vez una temperatura superior a los 40ºC, con el mercurio dos décimas por encima en un distrito de la ciudad de Lieja.

La segunda ola de calor que azota Europa en este verano boreal dejó temperaturas de récord en otros países como Francia, donde el termómetro llegó a 41 ºC por primera vez en París, y en el oeste de Alemania, con 40,5 ºC el miércoles.