La polémica por la construcción de la subestación en la Isla de Gorgona, que generó en el pasado un intercambio de declaraciones en medios de comunicación por parte de altos mandos de la Armada, El Comité Técnico Científico del Parque Nacional Natural Gorgona y la Dirección de Parques Nacionales Naturales, parece haber llegado a su fin.

La máxima autoridad en esta área protegida, Parques Nacionales, la autoridad en temas de licenciamiento ambiental, ANLA, la Armada Nacional y el Instituto de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley de los Estados Unidos (INL), financiador del proyecto, oficializaron esta semana en Gorgona la construcción del muelle, la subestación y la antena necesarias para ejercer control y vigilancia en una zona de inmensa riqueza natural que narcotraficantes y otro tipo de delincuencia han usado históricamente para delinquir.

Pese a los argumentos del Comité Científico y de diferentes organizaciones ambientales sobre los impactos negativos de este proyecto, con un sí rotundo respondió Julia Miranda Londoño, directora de Parques Nacionales Naturales a la puesta en marcha de la construcción de la Subestación de Guardacostas de la Armada Nacional en el Parque Nacional Natural Isla Gorgona.

Le recomendamos: “Los argumentos del Comité Científico están sostenidos de nada”

“En un hecho histórico, será muy importante. Yo siempre he creído que la presencia permanente de la Armada nos va a fortalecer en nuestro ejercicio de autoridad ambiental, además del control que se hará de los demás ilícitos. Para nuestro trabajo es fundamental, no sólo por Gorgona, también para Malpelo y para Sanquianga, entonces serán tres áreas protegidas del sistema de Parques Nacionales que se ven beneficiadas por la presencia de la Armada, por la tecnología que va a haber, con la operación del radar, de la antena de comunicaciones”, afirmó la directora de Parques.

Respecto a la necesidad estratégica de la subestación, el vicealmirante Orlando Romero, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico afirma que “lo primero es que en esta área existe una inmensa biodiversidad, patrimonio de la nación y estamos obligados a protegerla. Por eso es de gran importancia para los investigadores, a quienes queremos prestarles nuestro apoyo y la seguridad necesaria para que con su trabajo nos den la oportunidad de conocer toda esa riqueza que aún ellos están explorando”.

Y agrega que “también están las razones de seguridad nacional, este es un punto estratégico para el control del narcotráfico. Está muy cerca del parque Sanquianga, en donde están los principales corredores de El Charco, La Tola e Iscuandé. De allí sale gran parte del narcotráfico en el Pacífico, también es un corredor de todos los buques de cabotaje, transporte de mercancías y de personas, a quienes debemos darles la garantía de seguridad".

Según Miranda, la subestación es necesaria porque el narcotráfico y la pesca ilegal generan un impacto negativo inmenso en las áreas protegidas. "Además vamos a poder ofrecerles a los visitantes una mayor seguridad. En esta isla y sus alrededores hay un potencial inmenso para el ecoturismo, para el buceo, para la investigación científica, estoy muy convencida de que va a haber una reducción de ilícitos que impactan los recursos naturales”.

La directora de Parques Nacionales asegura que “se le exigieron a la Armada todos los requisitos. Nos demoramos tanto por el rigor con el que se ha manejado este proyecto, se solicitaron todos los estudios pertinentes, monitoreo, caracterización e identificación de la riqueza natural que hay en los sitios en donde se construirán muelle, la subestación y la antena".

El Vicealmirante Evelio Ramírez, Jefe de Operaciones Navales de la Armada, considera que “con este proyecto, indiscutiblemente, se le va a poner una zancadilla a quienes persisten en las actividades ilícitas como la pesca ilegal, el contrabando de combustible y por supuesto el narcotráfico. Con la subestación de Guardacostas de la Armada en pleno funcionamiento en Gorgona se le va a dificultar en gran medida la comisión de delitos en esta área tan importante para el país como es la región del Pacífico”.

Le puede interesar: Comité Científico de Gorgona pide al Gobierno una posición “clara y responsable”

Ante las preocupaciones que en algún momento manifestaron los científicos, Miranda manifiesta que “agradecemos inmensamente a la comunidad científica todo el apoyo que le da al Parque nacional, es por ella que tenemos un buen manejo en la zona y esto se ve reflejado en la distinción que obtuvimos por parte de la UICN al incluir el parque nacional natural Gorgona en la lista verde de áreas protegidas en el mundo. Por eso le pedimos que nos acompañen para garantizar que el manejo de la subestación sea impecable desde el punto de vista ambiental”.

Por su parte, el director de la INL de la embajada de los Estados unidos en Colombia, Christopher Landberg, asegura que “en este momento, este es uno de los proyectos prioritarios para nosotros, pensamos que este es parte de un proyecto más grande que es construir una red de radares por todo el Pacífico que tendría un impacto estratégico en toda la región, porque ayudaría a la Armada, especialmente a los Guardacostas al tener una mayor y más efectiva presencia en el mar, por donde está pasando cerca del 90% de la cocaína que llega a los Estados Unidos”.

Y finaliza reconociendo que “esta es uno de los lugares más lindos que he visto en mi vida, pero acá hay unas restricciones, unas reglas y sólo les diría a todos mis compatriotas estadounidenses que vengan a conocerla si cumplen con las reglas que pone Parques Nacionales”.