Las acciones contra la crisis climática mundial no dan espera. Sin embargo, los esfuerzos que vienen adelantando algunos gobiernos, organizaciones e industrias para reducir el impacto medioambiental parecen insuficientes ante el incremento anual que se viene registrando de los gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso y ozono), principales causantes del calentamiento global y el cambio climático. 

Ese desolador panorama motivó a la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, Corpoboyacá, a crear el primer Mecanismo Regional de Reducción de Gases de Efecto Invernadero (MRRE) en que intervendrán, inicialmente, 19 industrias y compañías dedicadas a la producción de aceros y ladrillos, del sector termoeléctrico y cementero, entre otros, que de manera voluntaria han acompañado el proceso de creación de la primera bolsa de venta de bonos de carbono del país. 

Le sugerimos: ¿Gases tóxicos de la industria petrolera generan contaminación en Colombia?

En dicha bolsa pueden realizar transacciones e intercambio de unidades de carbono. Para tal fin se crearon dos tipos de unidades que permitirán controlar el cumplimiento de la meta, consistente en no incrementar en más del 2% sus emisiones anuales respecto al año base de 2018, durante el periodo 2019-2022. Se trata de cuotas de emisión y créditos de reducción de emisiones.

La metodología que se implementará consistirá en que cada año la plataforma transaccional expedirá y asignará cuotas de emisión de forma gratuita a cada empresa participante en una cantidad igual al nivel de emisiones requerido para el cumplimiento de su meta de reducción, es decir, a sus emisiones del año 2018 incrementadas en 2% anual. 

Tales unidades de cumplimiento (cuotas o créditos) podrán ser transferidas a través de la plataforma transaccional, entre empresas participantes de esta bolsa o mecanismo, y entre participantes de proyectos elegibles registrados en la MRRE.

Le recomendamos: Alerta en el mundo por incremento de gases contaminantes en 2017

De este modo, cada año la plataforma transaccional expedirá y asignará cuotas de emisión  de forma gratuita a cada empresa participante en una cantidad igual al nivel de emisiones requerido para el cumplimiento de su meta de reducción, es decir, a sus emisiones del año 2018 incrementadas en 2% anual.

Dichas unidades de cumplimiento (cuotas o créditos) podrán ser transferidas a través de la plataforma transaccional, entre empresas participantes de esta bolsa o mecanismo, y entre participantes de proyectos elegibles registrados en la MRRE.


Varias empresas de producción de acero de Boyacá se vincularon al proyecto MRRE. Foto: archivo/Semana.

Ricardo López, director de Corpoboyacá, invitó al país a unirse a esta iniciativa que no solo permite la compra de bonos de carbono, sino además transacciones que permitirán cumplir la meta nacional ante el Acuerdos de París. “Este mercado, pionero del país, es una demostración de que se puede hacer venta de carbono, que es una realidad ser productivos y sosteniblesque no es una prerrogativa solo de países desarrollados y que lo vamos a hacer con industriales de Boyacá, pero también con alfareros humildes del Valle de Sogamoso”, sostuvo López.

El funcionario agregó que con esta iniciativa, que comenzará a implementarse desde el próximo 3 de octubre, se reducirá el CO2 (dióxido de carbono) que genera el sector industrial. 

Lea también: El efecto dominó que puede empujar a la Tierra a un efecto de invernadero irreversible

Corpoboyacá infromó, además, que la meta puede ser cumplida por las empresas implementando acciones que reduzcan emisiones de gases efecto invernadero en su propia empresa, en otras compañías participantes o proyectos, mediante la adquisición de unidades de carbono en la plataforma transaccional que Corpoboyacá y el Ministerio de Ambiente dispondrán para manejar el mecanismo, el cual será vigilado por un comité directivo y un comité técnico.

De esta manera, desde Boyacá se da un paso para el cumplimiento de los acuerdos que Colombia suscribió a nivel internacional para reducir su impacto medioambiental.