Un manatí con escasas horas de nacido fue hallado hace seis días, varado entre el barro y el agua, en el Parque Nacional Natural Amacayacu. Lo encontraron indígenas del resguardo indígena ticoya, pertenecientes al pueblo tikuna. 

De su cuerpo aún se desprendía el cordón umbilical. Al percatarse, los nativos dieron aviso a los pescadores y conjuntamente se dieron a la tarea de rescatarlo y llevarlo al Centro de Investigaciones de la Fundación Omacha en Puerto Nariño donde se le brindó asistencia médica. Posteriormente, fue trasladado al Bioparque Ikozoa, situado a 10 minutos de Leticia, donde permanece bajo el cuidado de especialistas. 


Los prefesionales de la Fundación Omacha recopilaron toda la información del manatí hallado hace seis días. Foto: Fundación Omacha. 

Pero este mamífero del Amazonas (Trichechus inunguis) no es el único que ha sido hallado en los últimos días. Hace dos semanas fue encontrada otra cría abandonada en jurisdicción de Puerto Nariño y el pasado 25 de diciembre de 2019 había sido entregada otra de manera voluntaria que murió dos semanas después por una infección interna.   

Le puede interesar: El increíble hallazgo de unos buzos en Santa Marta

"Estamos un poco sorprendidos. Yo llevo 33 años en el Amazonas y nunca había visto una situación como esta. Sí habíamos tenido esporádicamente encuentros con crías de manatí debido a que los cazadores matan a las madres y estas quedan abandonadas, pero de una situación como esta no tengo certeza", sostuvo Fernando Trujillo, director de la Fundación Omacha.


Para su alimentación los manatíes requieren de una leche especial que es muy costosa. Foto: Fundación Omacha. 

Trujillo informó que en la rehabilitación de estos manatíes bebés viene trabajando de la mano de la Red Caribeña de Varamientos (Caribbean Stranding Network en inglés), una organización ambiental dedicada a la investigación, rescate, rehabilitación, educación y conservación de fauna marina. Pero este proceso no es fácil. Para poder garantizar su supervivencia deben alimentarlos durante sus dos primeros años de vida con una leche especial, la cual debe ser suministrada cada tres horas.  

Le sugerimos: El manatí que volverá a su casa después de casi un año de recuperación

"La leche que consumen es costosa, de referencia Abbott y como fundación no tenemos los recursos para suministrar ese alimento. Ya hicimos un acercamiento con esa compañía farmacéutica para ver de qué forma nos pueden ayudar, pero mientras tanto estamos haciendo un llamado a la opinión pública para que nos done, pues para adquirirla se requieren de 47 millones de pesos", dijo

Trujillo explicó que este tipo de manatí amazónico está catalogado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en peligro debido a la excesiva cacería ilegal que se registra por su carne, especialmente en la frontera con Perú. Sin embargo, afirmó que hasta ahora no han recibido reportes por parte de las comunidades indígenas de esa región sobre el aumento de caza y, por esa razón, no se explican por qué han aparecido tan seguido tantas crías de manatíes abandonadas. 

"Cuando puedan comer vegetales serán liberados en Lagos de Tarapoto, lugar donde a finales de marzo será dejado en libertad el manatíe Moiechi, que fue rescatado del tráfico ilegal", manifestó.  

Le recomendamos: Al rescate de los peces del río Cauca

El director de la Fundación Omacha señaló que por cuestiones de transparencia no están recibiendo donaciones en dinero, sino únicamente leche de las siguientes referencias: Alimentum, Elecare 400gr, Milk Matrix 33/40 2.27kg y Similac Isomil 1 Soya. "Las personas que se encuentren en Bogotá y nos deseen ayudar pueden hacernos llegar su donación a la sede de la fundación, situada en la calle 84 #21-64, barrio El Polo, de lunes a viernes, entre las 8:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde", puntualizó.  


Los expertos de la fundación se esmeran para poder garantizar la supervivencia de los manatíes. Foto: Fundación Omacha.