;
AFP

Como una situación "evidentemente muy grave" calificó Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas, lo que viene ocurriendo en la Amazonia. 

Ante esta situación el líder planteó la posibilidad de organizar una reunión específica sobre la selva amazónicaal margen de la Asamblea General de la ONU, en septiembre. La idea fue dada a conocer durante una rueda de prensa en Yokohama (Japón).

Más de 1.040 incendios fueron detectados el pasado martes en Brasil por el Instituto Nacional de Investigación Espacial de ese país (INPE). En total, se produjeron unos 80.000 incendios desde principios de año, la mitad de ellos en la selva amazónica, lo que representa la cifra más elevada desde 2013.

Le puede interesar: 

"Pedimos enérgicamente que se destinen recursos y hemos contactado a países para ver si podría haber una reunión dedicada a la ayuda a Amazonía durante la Asamblea General, que se celebrará del 20 al 23 de septiembre en Nueva York", declaró Guterres.

El martes, Brasil volvió a mostrarse "abierto" a aceptar la ayuda extranjera para luchar contra los incendios en la selva amazónica con la condición de gestionar estos fondos, tras haber rechazado el lunes esta ayuda ofrecida por los países del G7.

Le sugerimos: ¿Cómo la Amazonia se volvió más inflamable?

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, firmó el miércoles un decreto prohibiendo los incendios agrícolas en todo el territorio de Brasil durante 60 días, en reacción a la presión internacional.

"Pienso que la comunidad internacional debe movilizarse con fuerza para apoyar a los países de Amazonía con el objetivo de acabar con los incendios lo más rápido posible y con todos los medios posibles, y después llevar a cabo una política completa de reforestación", añadió el secretario general de Naciones Unidas.