Aunque aún no existe un cálculo exacto de cuántas vaquitas marinas sobreviven y ese nuevo balance sobre su población tan solo sería dado a conocer en enero de 2019, para la comunidad científica el hecho de haber avistado varios ejemplares de este cetáceo es alentador. 

"No se ha acabado la esperanza", dijo Lorenzo Rojas, investigador del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA).

Durante una expedición de 11 días por el Golfo de California hecho a finales de septiembre y principios de octubre, un grupo de científicos expertos en mamíferos marinos avistaron a seis vaquitas, "entre ellas una cría", celebró el director del Museo de la Ballena, Diego Ruiz.

Puede leer: Crece riesgo de extinción de vaquita marina en México al fracasar rescate de un ejemplar

Esa cifra no representa un conteo completo de la población de esta marsopa, que es la más pequeña del mundo. 

Los científicos analizan los datos obtenidos en esa expedición y en enero darán un nuevo balance. 

Sin embargo, el último estudio de CIRVA, hecho en 2017, arrojó que solamente quedaban 30 vaquitas marinas, también conocida como el panda del mar debido a los aros negros que tiene alrededor de los ojos.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, sigla en inglés) advirtió incluso en mayo que podría extinguirse este año si sigue muriendo debido a la pesca incidental.

Le recomendamos: Vaquita marina se extinguiría en 2018

La vaquita marina queda atrapada en las redes de pesca del pez totoaba -que también mide aproximadamente un metro de largo-, cuya vejiga disecada es altamente codiciada en China.

Su precio oscila entre 3.000 y 20.000 dólares en China, donde le atribuyen propiedades rejuvenecedoras, y se atesora a tal grado que los compradores hasta la exhiben en sus casas.

El Gobierno amplió en abril su área protegida, de 1.200 km2 a 1.841 km2, y en los últimos años ha invertido tres millones de dólares para el plan de rescate, pero a pesar de los patrullajes de la Marina Armada de México, los pescadores de totoaba burlan a las fuerzas de seguridad sobre todo durante la noche.

Le sugerimos: La vaquita, la totoaba y la maldición de la vejiga natatoria

En septiembre fue arrestado y posteriormente liberado un presunto líder de una organización dedicada al tráfico de la totoaba, debido a faltas en el debido proceso.

Entre tanto, durante los últimos meses, los expertos se han dedicado a retirar las redes de pesca ilegal, conocidas como fantasma, para reducir la posibilidad de muerte de estos ejemplares.

*Con información de AFP