;
AFP

La ola de calor que sofoca a una gran parte de Europa se intensificará aún más este miércoles, con temperaturas de más de 40 grados en Francia y en España, antes de llegar a nuevos máximos el jueves y el viernes.

En España, la Agencia de Meteorología Aemet puso en alerta naranja (riesgo importante) a cinco provincias del norte, con temperaturas esperadas de 42 ºC en el valle del Ebro (noreste). El jueves, un total de diez provincias del centro y del noreste estarán bajo alerta naranja. La cadena de televisión pública TVE calificó este episodio de calor como "la semana infernal".

En Francia, el mercurio seguirá subiendo el miércoles, con máximas comprendidas entre los 35 y los 39 ºC en los dos tercios del país, especialmente en el sur y el este.

En contexto: Alerta por ola de calor que se avecina

El organismo público Météo France habla de un "episodio sin precedente por su intensidad y su precocidad desde 1947. Considera que las máximas de 40 ºC "probablemente se alcancen de manera puntual y posiblemente se batirán récords mensuales o incluso absolutos".

En Alemania el termómetro también podría llegar a los 39 ºC en el suroeste del país, así como en Brandeburgo, la región que rodea Berlín, donde los incendios forestales arrasaron ya 100 hectáreas desde el lunes.

En Grecia, las temperaturas rondan los 45 ºC en todo el territorio, y en muchos municipios se han emitido alertas, temiendo incendios alimentados por los fuertes y cálidos vientos llegados de África.

Hombre desnudo

Si bien el récord de 40,3 ºC registrado en una pequeña ciudad de Baviera en agosto de 2015 no debería superarse, el de la más alta temperatura registrada en junio, que data de 1947, sí podría batirse, según los especialistas.

En la capital alemana, previeron duchar a los animales de los dos zoológicos de la ciudad. De su lado, los policías pidieron trabajar en pantalón corto y calzado abierto, en vano.

En Brandeburgo, un hombre completamente desnudo que conducía una moto fue parado por la policía, que publicó fotos en las redes sociales. 

Llegada del desierto del Sáhara, esta ola de calor sin precedente para un mes de junio se intensificará más el jueves y el viernes. Propio de las canículas, las noches son más calurosas que habitualmente.

Le puede interesar: La sequía está provocando comportamientos extraños en animales

Pero antes de este repunte, en Austria se batió un récord, en la región del Tirol, con 36,7 ºC registrados el martes en Innsbruck. Y excepcionalmente, no se vio a los famosos caballos de tiro que arrastran carruajes en la ciudad. 

En Ginebra, donde podrá superarse el umbral de los 35 grados, el desfile de la Fiesta de las Escuelas, previsto el miércoles, fue anulado. Y en Luxemburgo, los colegios permanecerán cerrados.

Europa del Este también sufre: se esperan tormentas y fuertes vientos en Lituania. Hasta 27 personas se ahogaron hasta ahora en el Estado báltico en junio, cuando las temperaturas alcanzaron los 35,7 ºC.

"Las temperaturas mundiales aumentan por el cambio climático, y con ellas la probabilidad de que se produzca una ola de calor extrema", señala Len Shaffrey, profesor de ciencias climáticas en la universidad de Reading.

Le sugerimos: ¿Qué es el efecto de la isla de calor y por qué debe preocupar a América Latina?

Según el Instituto Climatológico especializado de Potsdam, los veranos más calurosos en Europa desde 1500 tuvieron todos lugar durante el siglo XXI. Por orden descendiente: 2018, 2010, 2003, 2016 y 2002.

En Francia, que recuerda especialmente la ola de calor de 2003 que provocó la muerte de 15.000 personas, la televisión, la radio o el transporte público transmiten mensajes de prudencia. Los ministros están invitados a dar ejemplo dejando en casa la corbata.

Vigilancia en el Mundial de Fútbol femenino

En los estados de Francia, donde tiene lugar actualmente el Mundial de Fútbol femenino, se transmiten mensajes por los altavoces durante los partidos animando a los espectadores a hidratarse y a protegerse del sol.

"Islotes de calor", las grandes ciudades sufren especialmente, debido al asfalto, la falta de vegetación y las actividades humanas.

En París y en Lyon (sureste), solo los vehículos menos contaminantes están autorizados a circular a partir del miércoles por la mañana.

La Cruz Roja, que distribuye agua en las calles del país y visita a las personas que viven solas, pedía a la población prestar especial atención a las personas más vulnerables en su entorno.