Los humanos hemos construido una relación tóxica con el plástico. Este material está presente en casi todos los aspectos de nuestra vida, pero esa versatilidad ha creado una dependencia que está en el origen de una catástrofe ambiental.

Le recomendamos: El material eterno que volvimos desechable

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, cada año cerca de ocho millones de toneladas de plástico son vertidas a los océanos, contaminando el ambiente de 600 especies de animales marinos. Para 2050, el 99 por ciento de las aves habrán ingerido alguna cantidad de este material.

Por esa razón, ese organismo multilateral está promoviendo una campaña para reducir el consumo de plástico en todo el mundo. En una de las piezas, una mujer parodia una escena de rompimiento sentimental con su pareja, que no es un ser humano sino la cantidad de artículos de este material que usa cada día.

Le puede interesar: El gigantesco "mar de basura" que tensa las relaciones entre Honduras y Guatemala

"Me hice dependiente de ti. Y siempre estuviste ahí para mi, incluso en mis peores momentos. Pero no me había dado cuenta del daño que causabas. Has creado un ambiente tóxico", le reprocha la mujer a un montón de bolsas, botellas y pitillos regados sobre una mesa.

Luego, la protagonista cambia de semblante y afirma que conoció a alguien más que sí la trata como merece y que le ofrece una relación sana: los empaques reutilizables. Al final del video se lanza la pregunta clave de la campaña: ¿Estás listo para romper con el plástico?