El tráfico de fauna silvestre por internet cada vez gana más espacio. Ante el cierre obligatorio de varios lugares clandestinos en donde se adelantaban este tipo de operaciones por cuenta del confinamiento obligatorio para prevenir el contagio del coronavirus, los traficantes han acudido al ciberespacio para seguir adelantado sus fechorías.   

Un hecho dado a conocer recientemente es una muestra de la magnitud de este problema, al que poco se le presta atención. En la ciudad francesa de Le Havre una pareja de esposos decidió comprar por este medio un gato Savannah para tenerlo como mascota. Pagaron por esa transacción un monto 6.000 euros (cerca de 27 millones de pesos). 

Le sugerimos: EN IMÁGENES: El mundo a los pies de una nueva Simba

A los pocos días de haber recibido el pequeño felino se percataron que se trataba realmente de un tigre Sumatra (Panthera tigris sumatrae), una especie que se encuentra categorizado como en estado crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). De hecho, se estima la población salvaje oscila entre los 400 y 500 animales, los cuales se agrupan, en su mayoría, en cinco parques nacionales de esa isla indonesa. 


Los tigres de Sumatra están catalogados como en estado crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Foto: AFP. 

Aunque la compra del tigre se llevó a cabo en 2018, el suceso solo se conoció hace unos días. Cuenta la pareja que decidieron llamar a la Policía porque el cachorro, que fue recibido de tres meses, comenzó a tener actitudes extrañas. Sostienen que al principio no notaron la diferencia, pues aseguraron que cuando son pequeños los gatos y este tipo de tigres tienen muchas similitudes en lo referente, por ejemplo, a su pelaje.

Si quererlo, la pareja se había metido en un tremendo lío, pues, posteriormente, fue detenida y acusada de tráfico de fauna. Las autoridades señalaron que el tigre había sido enviado desde Indonesia y que en redes sociales se habían publicado varias fotos de este animal. Tras realizar un minucioso seguimiento capturaron a nueve personas, incluida la pareja. 

Le recomendamos: EN VIDEO: Registran un felino con extraña condición genética en el Huila

Entre tanto, el tigre fue entregado a la Oficina de Biodiversidad de Francia y actualmente se encuentra en buenas condiciones.

El tráfico de fauna, justo al narcotráfico y la trata de personas, son las tres actividades ilegales más lucrativas que existen en el mundo. Según la revista National Geographic, la comercialización ilícita de animales silvestres recauda entre 8.000 a 20.000 millones de euros al año, y Colombia al ser el segundo país más biodiverso del planeta, es un punto clave, pese a que la legislación colombiana castiga esta actividad con una multa de hasta 3.600 millones de pesos y hasta nueve años de prisión.