En los últimos días las denuncias por obras en los humedales Juan Amarillo o Tibabuyes, Jaboque y Córdoba han inundado las redes sociales con el #SOSHumedales.

A raíz de esto, la alcaldesa Claudia López decidió participar en la reunión de la Mesa de Humedales, realizada este martes, para escuchar a la ciudadanía y los defensores de estos ecosistemas, muchos de ellos afectados por obras ya en curso y otros que podrían verse perjudicados por proyectos de infraestructura que están en planosEs la primera vez en la historia reciente que un alcalde participa en este encuentro, uno de los espacios de participación ciudadana más activos del sector ambiental.

La discusión se centró principalmente en las obras que se desarrollan en tres de los ecosistemas más biodiversos de la ciudad: Jaboque, ubicado en la localidad de Engativá; Juan Amarillo o Tibabuyes, entre Suba y Engativá, y Córdoba en Suba. Ciudadanos y ambientalistas le pidieron a López suspender de manera inmediata las obras en estos tres humedales. En Jaboque cerca de un 40 por ciento de la construcción está adelantada, mientras que en Tibabuyes o Juan Amarillo un 70 por ciento está en ejecución.

El humedal Tibanica de Bosa también fue protagonista de la discusión, pues si bien no hay obras en curso, sí se conocen estudios y diseños para construir un puente que conecte a Soacha y Bosa y que lo impactaría. 

Le sugerimos: Freno al cemento en los humedales de Bogotá

Como respuesta, la alcaldesa aseguró que todas las construcciones nuevas de su administración respetarán estos ecosistemas. Sin embargo, para estos casos puntuales les pidió paciencia a los ciudadanos, pues las obras en curso fueron adjudicadas por la administración anterior y no pueden suspenderlas de un día para otro. Al igual que aquellas que aunque no están en marcha, ya están autorizadas para comenzar. 

“Esto no es falta de compromiso ambiental, sino que hay un debido proceso que debemos respetar frente a los intereses de los ciudadanos, a entidades del distrito como la Empresa de Acueducto de Bogotá y respecto de los contratos firmados para esas obras”, explicó López. 

Agregó, además, que actualmente hay dos caminos que están en curso. En primer lugar, están a la espera de la decisión de un juez para confirmar o no que la motivación de las obras fue falsa; y segundo, hay una solicitud de la Alcaldía para evaluar las obras que se han realizado sin ajustarse a las normas ambientales.

En contexto: “No permitiremos nuevas obras duras en los humedales”: Carolina Urrutia

“Yo me comprometo a estudiar estas dos vías. Pero les pido paciencia, no puedo llegar y suspender las obras como una dictadura. Como servidores públicos tenemos la obligación de cumplir lo que nos ordenan. Dado que estas obras ya están contratadas, por más que quiera suspenderlas no puedo saltarme el debido proceso”, dijo Claudia López. 

Asimismo, explicó que es necesario tener en cuenta criterios para saber qué hacer y cómo actuar, pues están en juego varios intereses como los de los contratistas de esas obras a quienes les dieron el aval de construir allí y les pagaron.

En cuanto al puente de Tibanica, la alcaldesa afirmó que no se hará, pues los estudios y diseños del proponente están elaborados por fuera de la política de humedales. Sin embargo, los ciudadanos se mostraron escépticos frente al tema e insistían en la necesidad de evaluar otra forma de construir el puente, pues aunque lo consideran muy necesario para movilizarse, no quieren que afecte este cuerpo de agua. 

En lo relacionado con la construcción de la ALO, Claudia López explicó que la norte no se llevará a cabo mientras que la centro sí. “Esta obra preocupa por el humedal Capellanía, sin embargo, se diseñará con la política de humedales así que no lo afectaremos”, señaló.

Le puede interesar:Río Tunjuelo dejará de recibir vertimientos en Bosa y Soacha 

Por otro lado, una de las peticiones más recurrentes a lo largo del encuentro fue la creación de una mesa técnica y jurídica para poder concretar las discusiones alrededor de los humedales de Bogotá. 

También denunciaron que aunque la Empresa de Acueducto tiene instrucciones para solucionar conexiones erradas que terminan en los humedales, los ciudadanos indican que esto no se está cumpliendo. “Quiero recibir al Acueducto para que me presenten los fallos sobre este tema porque no tiene sentido trabajar para recuperar los humedales mientras estos siguen recibiendo aguas residuales”, precisó López.

En cuanto a la creación del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), la alcaldesa aclaró que tendrá la participación de los ciudadanos para presentarlo al Concejo de Bogotá en febrero de 2021. Para este, también afirmó que prevé hacer estudios técnicos en cuerpos de agua para que el Concejo determine cuáles son humedales y así incluirlos en el POT.

Por casi cuatro horas, tanto la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, como la alcaldesa, escucharon más de 60 intervenciones de ciudadanos, delegados de las diferentes localidades, representantes de diferentes colectivos y entidades públicas, quienes insisitieron en obtener respuestas claras sobre el futuro de estos cuerpos de agua, amenazados por el cemento.

* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.