El calentamiento global sigue generando drásticos cambios en lugares donde se presumía que jamás se modificarían sus condiciones climáticas. Un estudio del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos indica que esta área se ha calentado tanto que hay una transición hacia un nuevo clima.

Si bien reconoce que año tras año las latitudes superiores del Ártico variaban con más o menos hielo, con inviernos que podían ser más o menos fríos y que los períodos de lluvia podían ser más o menos largos, ahora se vive una condición completamente diferente que evidencia un acelerado cambio en las condiciones del clima.

La investigación indica que el área se ha calentado tanto que hay una transición hacia un nuevo clima. El ritmo de cambio es notable y es un periodo de tan rápida variación que las observaciones de patrones meteorológicos del pasado ya no muestran lo que uno espera el año siguiente”, señaló la científica Laura Landrum, una de las autoras del estudio, publicado en la revista Nature Climate Change.

“Todo el mundo sabe que el Ártico está cambiando”, explicó Landrum, quien admitió que lo que quisieron, ella y su compañera Marika M. Holland fue cuantificar si se está en presencia de un nuevo clima en esa zona. 

A través del estudio, las investigadoras pudieron determinar que el hielo marino de la zona se derritió tanto en los últimos años, que incluso un periodo inusualmente frío no tendrá ya la cantidad de hielo marino que había hasta mediados del siglo XX.

Estudios dicen que el hielo del Ático puede desaparecer en época de verano en 15 años. Foto: Getty Images

Simulaciones detalladas, así como observaciones de las condiciones climáticas del Ártico, les mostraron que las temperaturas del aire en otoño e invierno también se calentarán lo suficiente como para entrar en un clima estadísticamente distinto para mediados de este siglo, con más meses en los que caerá lluvia en lugar de nieve, subraya el análisis.

Le sugerimos: En 15 años ya no habría hielo en el Ártico

La investigación arrojó que el calentamiento provocado por las acciones del hombre terminará llevando al Ártico más allá de los límites naturales y hacia un nuevo clima. Las proyecciones utilizadas para el estudio están basadas en un escenario de lo que sucederá en el futuro con emisiones de gases de efecto invernadero.

El artículo indica que una disminución en las emisiones podría mitigar el alcance del cambio climático en el Ártico. "La crisis climática tiene enormes consecuencias para el ecosistema, los recursos de agua y la infraestructura".

Los cambios en el clima del Ártico son tan profundos que hay estudios que indican que en 15 años no habrá hielo en la zona en época de verano, lo que evidencia el drástico cambio al que se enfrentará esta área del mundo.