En un trabajo articulado entre las alcaldóa de Barranquilla y las comunidades de la Ciénaga de Mallorquín, se construirá en esta ciudad el primer megavivero de mangle rojo con el que contará el país y que ayudará a la meta del Gobierno nacional de sembrar 180 millones de árboles al 2022.

Este será el primer megaviviero de mangle rojo en el país. Lo vamos a construir de la mano con las comunidades de La Playa que ya tienen un pequeño vivero con 1.500 plántulas de esta especie, una de las más deterioradas en la zona. Vamos a restaurar y reforestar los manglares en la Ciénaga de Mallorquín”, anunció el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

El Ministro aseguró que este trabajo con las comunidades para la construcción y mantenimiento del vivero se logrará a través del incentivo de Pago por Servicios Ambientales, en el que esperan vincular especialmente a mujeres. 

Le recomendamos: Biodiverciudades: una nueva apuesta del Gobierno nacional 

“Queremos incluir especialmente a las mujeres porque tienen un liderazgo natural sobre la familia, el trabajo y el medio ambiente. Ellas serán grandes potenciadoras y multiplicadoras de conciencia ambiental”, afirmó Correa.

Una biodiverciudad

El objetivo de este proyecto y de otros anunciados por el Ministro para la recuperación de la Ciénaga de Mallorquín es atraer turismo nacional e internacional y consolidar a Barranquilla como una biodiverciudad.

El ministro de Ambiente, Carlos Correa y el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, recorrieron la Ciénaga de Mallorquín. Foto: Ministerio de Ambiente. 

En este camino se está fortaleciendo un proyecto para la conservación de los manglares en los sistemas de ciudades costeras que contará con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así mismo, con el apoyo de la Alcaldía se están impulsando dos macroproyectos para convertir a Barranquilla en una biodiverciudad: la recuperación integral de la Ciénaga de Mallorquín y la recuperación integral de los caños.

El proyecto de Mallorquín, que beneficiará a cerca de 1,2 millones de habitantes, contempla la construcción de un ecoparque, la recuperación de la playa de Puerto Mocho, del cuerpo de agua, de tajamar-tren, el saneamiento del ecosistema y la renovación urbana del barrio Las Flores y del corregimiento La Playa.

Le sugerimos: Un vivero que honra las plantas sagradas de los muiscas

La Ciénaga Mallorquín es la laguna costera más grande e importante del departamento del Atlántico y para su renovación este año iniciará el proceso licitatorio para la construcción de la primera unidad funcional del ecoparque, un proyecto que demandará una inversión de $90.000 millones, hace parte del Plan Maestro para la Recuperación Integral de Mallorquín.

Ciénaga de Mallorquín. Foto: Ministerio de Ambiente

La iniciativa hace parte de la estrategia de biodiverciudad incluida en el Plan de Desarrollo 2020-2023 ‘Soy Barranquilla’, con el que se busca una solución integral a las problemáticas de contaminación y el control del crecimiento urbano.

Recuperación de los caños 

Otra de las iniciativas en el marco de la mega estrategia de convertir a Barranquilla en biodiverciudad, es la recuperación integral de los caños con la cual se busca rehabilitar y mejorar las condiciones medioambientales, de navegabilidad y su entorno, con el fin de mantener el sistema de vasos comunicantes con el río Magdalena y garantizar las mismas condiciones a lo largo del sistema de la cuenca oriental del Distrito de Barranquilla.

Este proyecto contribuirá a conservar los caños Las Compañías, Los Tramposos, Mercado, Caño Arriba, La Tablaza y La Auyama, en los barrios La Loma, La Loma 3, La Barranquillita, la Chinita y La Luz.

El ministro Correa indicó que ya se encuentran trabajando en el primer paso peatonal de fauna para que el cangrejo azul, que viene de la zona interna rural de Barranquilla, pueda llegar a desovar hasta la playa, lo que garantizará la conservación de esta especie.