Trepan a los metros, se pegan con goma a los edificios, bloquean los puentes... Desde el lunes, varios miles de manifestantes del movimiento Extinction Rebellion perturban el día a día de los londinenses, donde son detenidos por cientos.

Reconocibles por sus banderas que representan un reloj de arena en un círculo, para mostrar la urgencia para salvar el planeta, estos activistas temen la extinción de las especies y quieren "paralizar" Londres hasta que el gobierno británico acepte reunirse con ellos.

¿Qué piden?

Solicitan de manera inmediata que el gobierno "diga la verdad" sobre el estado de emergencia climática la elaboración de un plan de acciones para reducir a cero las emisiones netas de efecto invernadero de aquí a 2025 y la creación de "asambleas ciudadanas" que, con la ayuda de científicos, se pronunciarían sobre cuestiones climáticas.

Citan a menudo a Gandhi o Martin Luther King, y promueven la desobediencia civil organizando acciones radicales pero sin violencia. 

Las principales calles y avenidas de Londres han sido tomadas por miles de presonas de todas las edades. Foto: AFP

Hasta el jueves por la mañana, la policía había efectuado 428 detenciones en Londres. Las redadas comenzaron el  lunes.

Lea también: Las siete palabras ambientales que motivan a "resucitar" el planeta

Roger Hallam es uno de los fundadores de este movimiento. Y repite la frase "para cambiar hay que hacer ruido". Extinction Rebellion es un movimiento social creado en Reino Unido, que tiene por objetivo influir sobre las políticas medioambientales globales, a través de la resistencia no violenta.

Insurrección

Basden, de 36 años, exprogramador web que ya pasó "una semana en la cárcel", organiza sesiones para "preparar mentalmente" a los manifestantes ante un posible arresto. Les explica "cómo es la comida en la cárcel, con qué frecuencia podrán ver a otros prisioneros", y sobre todo que tengan presente que "decidieron" arriesgarse a ser detenidos.

Y funciona. "Estoy dispuesta a ser detenida por el bien de mis hijos", afirma Manda Brookman, de 53 años, procedente de Cornualles, en el suroeste, mientras bloquea esta semana el puente de Waterloo. A su lado, Oliver Paines coincide con ella. Esta granjero de 68 años formaba parte del grupo de activistas que se desnudaron en pleno Parlamento el 1 de abril para llamar la atención de los diputados sobre la crisis ecológica.

Iniciado en 2018, Extinction Rebellion lanzó su rebelión contra el gobierno británico el 31 de octubre, en un acto en Parliament Square. Donde muchos se desnudaron.

En noviembre, el movimiento organizó su primera gran acción bloqueando puentes en el centro de la capital británica. Actualmente, afirma estar presente en 49 países y haber convencido a los jóvenes, muchos de los cuales se manifiestan esta semana en Londres.

Casi 700 personas han sido arrestadas en Londres. Lo particular es que los manifestantes no ponen resistencia ante su detención. Foto: AP

En su página web británica, dice que recibe "pequeñas donaciones" de particulares y "montos más importantes" de la parte de organizaciones como Guerilla Foundation, con sede en Berlín, quien ofreció 18.000 euros para su lanzamiento.

También le puede interesar: Greta Thunberg, la joven ambientalista, se entrevistó con el papa Francisco

Rápidamente, Extinction Rebellion ha seducido a un centenar de personalidades, como el lingüista Noam Chomsky, la altermundialista canadiense Naomi Klein o la autora ecologista india Vandana Shiva, quienes hicieron llamados para que la gente se una a ellos.

Es lo que hizo la abogada Farhana Yamin, especializada en casos medioambientales en Londres y detenida el martes tras haber pegado su mano con cola en el suelo delante de la sede del gigante petrolero Royal Dutch Shell.

"Pasé los últimos 25 años escribiendo informes, dictámenes legales (...) pensaba que con el derecho podríamos combatir el cambio climático", explicó esta mujer de 54 años a la prensa en febrero. "Pero nuestro sistema ya no se basa en la razón, ni en la ciencia o la gente, por eso me sumé a la rebelión".

Una insurrección ¿durante cuánto tiempo? Si Londres es la ciudad más afectada, Extinction Rebellion ha prometido perturbar 80 ciudades de 33 países para su "rebelión internacional", prevista hasta el 29 de abril, según su web.

Los últimos hechos

Rste sábado, en Londres, el movimiento Extinction Rebellion protagonizó su sexta jornada consecutiva de bloqueos para reclamar un "estado de emergencia ecológica", pese a que se hubieran registrado más de 700 arrestos desde el lunes. 

La red de militantes cortó la circulación en Waterloo Bridge, en pleno corazón de la capital británica, con una sentada de los manifestantes. 

Otros tres lugares de gran afluencia (Parliament Square, Oxford Circus y Marble Arch) también estaban bloqueados "por la presencia de manifestantes", indicó la autoridad de los transportes de Londres (TfL). 

Este barco es uno de los emblemas de la manifestación. La consigna es una de las peticiones del movimiento "decir la verdad" frente al estado del clima. Foto: AFP

En un mensaje publicado en Twitter, Extinction Rebellion acusó directamente a la primera ministra, Theresa May (conservadora): "Sabemos que usted no hace lo suficiente [por el clima]. Usted sabe que no hace lo suficiente. Hablemos, entonces". 

Además, el movimiento organizó varias actividades lúdicas en los sitios ocupados, como yoga, masajes, discursos o conciertos, en este fin de semana de Pascua. 

Vea también: Desastres naturales causan hambre aguda a 29 millones de personas en el mundo

Scotland Yard (policía metropolitana) destacó un hecho "inusual": "la voluntad de los participantes de ser arrestados y su falta de resistencia ante los arrestos", lo que ilustraría el modus operandi del movimiento, que defiende la desobediencia civil no violenta. 

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que, aunque "compartía la pasión" de los activistas, estaba "extremadamente preocupado" por los planes de alterar el transporte público.

*Con Información de AFP