Más de un mes llevan las manifestaciones y plantones pacíficos de miles de campesinos de estas tres áreas protegidas de la Amazonia como símbolo de rechazo a los operativos contra la deforestación, los cuales, según ellos, buscan expulsar a las familias que han habitado por más de 50 años en estos lugares.

Las cabeceras municipales de La Macarena en Meta y San Vicente del Caguán, El Doncello y Cartagena del Chairá en Caquetá, han sido algunos de los epicentros de estos encuentros. El más reciente convocó a más de 1.200 personas en la inspección de San Juan de Lozada, bajo el hashtag #DuqueSeaSerio. 

En estas protestas, repletas de carteles y arengas contra la operación Artemisa, estrategia del gobierno para reducir la pérdida de bosque, los campesinos han denunciado que los verdaderos responsables del accionar de la motosierra en los Parques La Macarena, Tinigua y Picachos son grandes mafias deforestadoras y petroleras que buscan acaparar tierras para ampliar la frontera ganadera, agrícola o los cultivos ilícitos.

Campesinos de los Parques La Macarena, Tinigua y Picachos llevan más de un mes protestando contra los operativos del gobierno. Foto: Cortesía ANZORC-ZRC.

Ante esto, luego de una reunión con los gobernadores de Caquetá, Guaviare y Meta y los alcaldes de La Macarena y San Vicente del Caguán, la ministra del Interior, Alicia Arango, anunció un encuentro el 16 de marzo con las comunidades en San Juan de Losada para abordar los problemas de tierras y deforestación. 

Le puede interesar: Crece tensión por tierras en parques entre campesinos de la Amazonia y el Gobierno

“El problema de estas comunidades también es humanitario. Llegaremos con representantes de la Agencia Nacional de Tierras, DPS y Unidad de Víctimas, para construir un plan mancomunado. La idea es apoyar a esos campesinos para que salgan de su problema y puedan vivir tranquilos, con acciones como proyectos productivos, agricultura y ganadería silvopastoril y la figura de guardabosques”, dijo la semana pasada la ministra.

Tres puntos de confianza 

Ayer, en horas de la mañana, líderes sociales y representantes de las cerca de 4.500 familias campesinas que habitan en estos tres Parques Nacionales, se dieron cita en el polideportivo de San Juan de Losada, inspección del municipio de La Macarena, para dialogar con la comitiva del gobierno.

La ministra del Interior delegó al viceministro Carlos Alberto Baena, quien estuvo acompañado por la viceministra de Ambiente María Claudia García, la directora de Parques Nacionales Julia Miranda, los gobernadores del Meta, Caquetá y Guaviare, la directora del Instituto Sinchi Luz Marina Mantilla y representantes de la Personería, Procuraduría, Defensoría, Naciones Unidas, Policía Nacional, Ideam e ICA.

Los voceros del campesinado le presentaron al gobierno una serie de garantías para concretar un diálogo de confianza, documento denominado Parques con campesinos, que giró en torno a tres puntos mínimos: regulación o cese de los operativos contra la deforestación, ocupación en los Parques y solución del bloqueo económico.

Miles de campesinos llegaron a la inspección de San Juan de Losada en La Macarena para dialogar con el gobierno. Foto: Cortesía ANZORC-ZRC.

Exigimos la garantía de los derechos humanos para la población que habita en los Parques Nacionales Naturales y los Distritos de Manejo Integrado del Área de Manejo Especial de La Macarena (AMEM), conformada por Macarena, Picachos y Tinigua, por medio de la regulación o cese de la operación Artemisa”, cita un documento elaborado por los líderes sociales.

Para dar solución al primer punto, los campesinos propusieron un protocolo humanitario con la participación de las organizaciones, Defensoría del Pueblo y Procuraduría en los Parques y Distritos del AMEM, otro protocolo para reducir los operativos en el marco de la sustitución gradual concertada de cultivos ilícitos del PNIS y la sanción a los funcionarios que violaron los derechos humanos y el derecho internacional humanitario en el marco de Artemisa.

“Además, es necesaria la revisión de la Sentencia 4360 (protección de la Amazonia) en comparación a la directiva 007 de 2019 de la Procuraduría General de la Nación, que establece al campesinado como sujeto de especial protección”, revela el documento.

Parques con campesinos demandan las comunidades de los Parques Naturales de la Amazonia colombiana. Foto: Cortesía EcoAmem.

En el segundo punto, los líderes exigieron la resolución de los procesos sancionatorios relacionados con la ocupación en Parques y distritos del AMEM, ya que en estas áreas protegidas han habitado miles de campesinos desde hace más de 50 años.  “Es necesario definir una ruta ante los procesos judiciales. Por eso proponemos que estos mecanismos sean pedagógicos y restaurativos”.

Por último, el campesinado exigió una solución inmediata al bloqueo económico, representado en vacunaciones, venta de productos, créditos y libertad organizada. “Esto le permitiría a las comunidades subsistir en el territorio con libertad organizativa y tener garantías para sus derechos políticos y civiles”, informó la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC-ZRC).

Doce horas de negociaciones

Carlos Rodríguez, coordinador de las tres organizaciones sociales de La Macarena que nacieron en 2000 después del proceso de paz del gobierno de Andrés Pastrana con las Farc, informó que el ideal del encuentro en San Juan de Losada era que el gobierno accediera a trabajar en los tres puntos propuestos, lo que daría luz verde a la instalación de la mesa de concertación ambiental.

Le puede interesar: Más de 20 incendios consumen resguardo Nukak en el Guaviare

“Estos puntos fueron concretados con los miles de campesinos desmovilizados por los operativos militares de la fuerza pública en los tres Parques Nacionales de La Macarena y San Vicente del Caguán. Luego de más de 12 horas de negociaciones, llegamos a algunos acuerdos con el gobierno, quien por primera vez mostró interés en atender nuestras peticiones”, indicó el líder social.

El cese de los operativos fue el tema más discutido del encuentro. Según Rodríguez, la ausencia de algún vocero del Ministerio de Defensa dilató los diálogos. “Esta entidad es la que eventualmente puede definir si cesan o no los operativos. El gobierno accedió a poner el tema de manera urgente en el ministerio y agendar una reunión con los campesinos el 20 de marzo”. 

Durante más de 12 horas, el gobierno escuchó las peticiones de los campesinos. Llegaron a varios acuerdos bilaterales. Foto: Cortesía ANZORC-ZRC.

Ante la emergencia nacional por el coronavirus, ambas partes acordaron realizar el encuentro de forma virtual para así no tener que desplazarse hasta Villavicencio. “El ideal es que el Ministerio de Defensa se comprometa a suspender los operativos mientras realizamos las negociaciones, lo que permitiría que los campesinos desmovilizados regresen a sus fincas sin la preocupación de posibles capturas. Si el gobierno respeta ese período, no haremos más movilizaciones y protestas ”, indicó el líder.

El gobierno accedió a realizar una revisión exhaustiva durante los próximos tres meses de los procesos sancionatorios contra las personas que ocupan los parques de la Amazonia. “En 2018, luego de la ampliación del Parque Chiribiquete, muchas personas fueron desalojadas, les quemaron las viviendas y quedaron desterradas. En San Vicente del Caguán, un operativo arrojó el decomiso de más de 700 reses a campesinos. Estos y otros procesos serán priorizados en el corto plazo”.

Le puede interesar: Incendio que devora La Macarena ya se siente en Bogotá

Las partes también acordaron solucionar de forma urgente el bloqueo económico exigido por una circular de la Fiscalía, “que le exige a los alcaldes de San Vicente del Caguán, Uribe y La Macarena, abstenerse de manejar cartas de colonos, guías de movilidad y permisos para movilización de ganado en las zonas de parques”, anotó Rodríguez.

Hay esperanza

Con el voto de confianza por parte del gobierno para dar solución a los puntos mínimos de los campesinos, quedó instalada la Mesa de Concertación y el inicio de la ruta para trabajar en una agenda ambiental, campesina, étnica y popular.

“Esta agenda, conformada por 13 puntos construidos por las comunidades de todos los Parques Nacionales Naturales y que inició en 2014, reúne todas las propuestas para encontrar una salida concertada, negociada y pacífica a la situación de los campesinos que ocupan las áreas protegidas y han sido víctimas de los operativos de la fuerzas pública”, expresó Rodríguez.

Representantes del gobierno llegaron a varios acuerdos con la comunidad campesina del AMEM. Foto: Cortesía ANZORC-ZRC.

Frenar la deforestación en los parques de la Amazonia será uno de los principales retos conjuntos. “Aunque ese siempre ha sido el interés de las organizaciones sociales, esto conlleva a que el gobierno nos lleve soluciones para no deforestar más, es decir que la actividad económica no dependa de la pérdida de bosque, como proyectos silvopastoriles para hacer una ganadería tecnificada y no extensiva”, anotó el líder.

Le puede interesar: El cambio climático es más mortal que el coronavirus: ONU

Cuando la pandemia por el coronavirus sea controlada, los campesinos y el gobierno concertarán un nuevo encuentro para solucionar las problemáticas sociales y ambientales en las áreas protegidas.

“Una negociación se da cuando hay voluntad de las dos partes. Afortunadamente, esta vez la encontramos por parte del gobierno, que estuvo presto a dialogar con nosotros por más de 12 horas sin afanes. El tema ambiental es una necesidad para todo el planeta, pero esto debe incluir a la gente. No tiene ningún sentido cuidar la naturaleza perjudicando la existencia de las personas, por eso nuestro lema es Parques con campesinos”, puntualizó Rodríguez.