Así lo confirmaron científicos de las universidades de Leeds, Edimburgo y el University College de Londres. Se trata de uno de los estudios más completos de los últimos años, pues no solo se limita a estudiar el derretimiento del hielo en lugares como la Antártica y Groenlandia, sino que estudiaron la pérdida de hielo en todo el planeta desde 1994 hasta 2017.

Los resultados de su estudio se publican después de 30 años del primer reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de 1990. Desde su publicación los científicos habían advertido sobre las consecuencias inminentes del calentamiento global por las emisiones de gases. Sin embargo, fueron ignorados.

Puede leer: Más del 50% de los océanos ya es impactado por el cambio climático

Incluyeron, por ejemplo, el derretimiento de los glaciares en las montañas, como en las del Himalaya, que amenaza con acabar las reservas de agua para las comunidades que de ello dependen.

El estudio lo hicieron gracias al análisis de diferentes estudios con satélites en los polos, montañas y glaciares, con los cuales pudieron evaluar el impacto del calentamiento global por las emisiones de gases. Incluyeron estudios de glaciares en Sudamérica, Asia, Canadá y hielo del mar en el Ártico y la Antártida, además de capas de hielo que cubren la Antártida y Groenlandia.

Una de las conclusiones que más llamó la atención es que, según los expertos, el aumento del nivel del mar por el derretimiento del hielo podría llegar a un metro a finales de este siglo.

La situación es preocupante ya que cada centímetro de incremento en el nivel del mar afecta aproximadamente a un millón de personas quienes deberán desplazarse de sus hogares pues el mar cubría las casas, según le explicó al diario británico The Guardian, Andy Shepherd, profesor y director del Centro de Observación y Modelado Polar de la Universidad de Leeds.

Por otro lado, otro miembro de la misma universidad, Tom Slater, le dijo al diario británico que los 28 billones de toneladas podrían cubrir la superficie completa de Reino Unido con una capa de agua congelada de 100 metros. 

Le sugerimos: "Se necesitan líderes para luchar contra el cambio climático": Greta Thunberg

Los resultados a su vez demuestran que la mayoría de la pérdida de hielo en La Tierra se debe al calentamiento global. La temperatura tanto del mar como de la atmósfera ha aumentado sustancialmente en las últimas décadas y esto ha tenido consecuencias directas en los polos y lugares más altos del planeta. Desde 1880 la temperatura en la superficie del planeta ha aumentado 0.85 C, exponen en el reporte publicado en la revista digital Cryosphere Discussions.

Por ejemplo, en Groenlandia la pérdida de hielo es consecuencia de una combinación tanto del incremento de la temperatura en la atmósfera como en el mar. Mientras que en el caso de los glaciares del Himalaya solo se debe al incremento de temperatura en la atmósfera y en el caso del derretimiento en las capas de hielo en la Antártida ha sido especialmente por el aumento de temperatura en el mar. 

En cuanto al incremento del nivel del mar, el equipo de científicos advirtió que no todo es consecuencia del hielo que se derritió entre 1994 y 2017. Un 54 por ciento de la pérdida de hielo corresponde a hielo marino y plataformas de hielo, los cuales flotan en el agua y, según los expertos, su derretimiento no debería aumentar el nivel del mar. Mientras que el 46 por ciento del agua derretida provenía de los glaciares y las capas de hielo en el suelo.