Un total de 11 incendios se encuentran activos en este momento en el territorio nacional, de acuerdo con el último reporte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Según se dio a conocer, las conflagraciones se registran en los municipios de Pailitas, Valledupar y La Jagua de Ibiricó, en el departamento del Cesar; Riosucio, en Chocó; Puerto Gaitán y Vistahermosa en el Meta; Ciénaga y El Banco en Magdalena; Contratación y Rionegro en Santander y Tolú Viejo, en Sucre. 

De acuerdo con la entidad, entre el primero de enero de este año y el 25 de marzo se han registrado un total 1.033 conflagraciones, de las cuales 1.019 ya se encuentran totalmente liquidadas y tres más están controladas. Estas últimas en los municipios de Barrancas, Guajira y Pueblo Bello y El Copey en el departamento de Cesar.  

Le recomendamos: Más de 20 incendios consumen resguardo Nukak en el Guaviare

El país ha iniciado la transición de la temporada seca a la de lluvias y se espera que con los aguaceros empiece también a mitigarse la fuerza de las llamas que en algunos casos ya llevan varios días sin que se hayan podido controlar por parte de las autoridades de socorro y las propias comunidades.

Por ejemplo, el incendio que se registra en la Sierra Nevada de Santa Marta está prendido desde el pasado 20 de marzo, sin que se haya logrado su control debido al difícil acceso a la zona y a los fuertes vientos que avivan el fuego. Las llamas iniciaron a la altura de los cerros de Tigrera, en el corregimiento de Minca y se extendieron hacia Los Cominos de Tamacal, en inmediaciones del corregimiento Azúcar Buena, así como hacia el cerro de la vereda Guatapurí. 

Según el cuerpo de bomberos voluntarios de Valledupar, que inspeccionó las zonas para activar los planes de contingencia establecidos para estas situaciones, el panorama no es fácil ya que adolecen de herramientas necesarias para hacer frente a la emergencia.

Le sugiero: La Sierra Nevada de Santa Marta arde desde hace 6 días

En el caso del municipio de Contratación en Santander, se estima que el fuego ya ha consumido más de 200 hectáreas de un sector montañoso en la Provincia Comunera. Las llamas comenzaron a expandirse desde el pasado lunes en la noche, pero el viento y el calor han jugado en contra de los esfuerzos realizados por los organismos de socorro. 

Estos incendios de la cobertura vegetal están siendo atendidos bajo la coordinación de la Dirección Nacional de Bomberos y con el apoyo de las entidades operativas del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, entre los que se encuentran Fuerza Aérea, Ejército Nacional, Cruz Roja Nacional, Defensa Civil, Armada Nacional y Ponalsar de la Policía Nacional.

Llegaron las lluvias

Mientras en algunas regiones los incendios, el calor y los vientos generan emergencias en otras son las lluvias las que causan afectaciones. En el proceso de transición a la primera temporada de lluvias del año, entre el primero y el 25 de marzo de 2020 se han generado 41 eventos asociados: vendavales (12), temporales (9), movimientos en masa (8), avenidas torrenciales (4), inundaciones (4), crecientes súbitas (3) y granizada (1).
 
De acuerdo con la Unidad de Gestión del Riesgo, estos eventos se han registrado en 34 municipios de 11 departamentos del país, dejando una persona fallecida, 13 heridas y ninguna desaparecida, afectando a 926 familias y 897 viviendas con algún tipo de avería o daño.

Lo que se espera es que con las lluvias haya una mitigación de las llamas que consumen un importante número de hectáreas y ecosistemas importantes no solo para las regiones sino para el país y que además están generando efectos graves sobre la calidad del aire que respiran habitantes de muchas zonas del territorio nacional.