El grupo farmacéutico y agroquímico alemán Bayer pagará 39,6 millones de dólares (35,9 millones de euros) en el marco de un litigio en Estados Unidos sobre el glifosato, el herbicida más utilizado del mundo, acusado de provocar problemas de salud.

El grupo de demandantes que abrieron el proceso acusaban a Bayer de haber escondido los riesgos para la salud del glifosato cuando en 2018 compró la compañía Monsanto, su rival, por 63.000 millones de dólares, según un documento del tribunal de Kansas City. 

Le puede interesar: Glifosato: ¿qué tan cerca está Colombia de dejarlo de usar en el agro?

"El caso fue resuelto a satisfacción de todas las partes y está bajo reserva de aprobación del tribunal competente", dijo Bayer en un comunicado a la AFP.

Desde hace dos años Bayer tiene otro litigio en curso en Estados Unidos, el más importante por esta cuestión, en el que miles de demandantes le atacan por los presuntos efectos cancerígenos de los herbicidas de Monsanto, entre estos el Roundup, cuyo principal componente activo es el glifosato. En total se trata de unas 48.600 acusaciones, indicó el grupo.

Le sugerimos: Procuraduría hace reparos al decreto que reanudaría la fumigación aérea con glifosato

Bayer perdió sus tres primeros juicios en Estados Unidos y fue condenado a multas muy altas, que luego fueron reducidas en un segundo examen del juez.

El grupo intenta, con la ayuda del abogado estadounidense Ken Feinberg, cerrar el caso con un acuerdo y podría aceptar pagar hasta 10.000 millones de dólares, según el Wall Street Journal.

Bayer niega su responsabilidad y recuerda que desde que se empezó a comercializar el glifosato en 1970 ningún órgano regulador llegó a la conclusión de que sea peligroso para la salud.

Le recomendamos: El glifosato no tiene la bendición de un sector de la iglesia

En Colombia hay instauradas 231 demandas contra la Nación por el uso de glifosato, cuyas pretensiones económicas alcanzan los 2,11 billones de pesos. El uso este herbicida para la fumigación aérea de los cultivos de uso ilícito se encuentra prohibido en el país desde el 2015, tras un fallo de la Corte Constitucional; sin embargo, a nivel agrícola sí está permitido. 

Entre tanto, el gobierno colombiano insiste en retomar la aspersión aérea con glifosato para hacerle frente al narcotráfico de narcóticos. 

*Con información de AFP