La polémica por las obras adelantadas en los humedales de Juan Amarillo y Jaboque, puentes elevados, senderos y ciclorrutas en concreto que iniciaron en la pasada administración y que preocupan a la ciudadanía y a los grupos ambientalistas, aún no llega a su fin. 

En la sesión extraordinaria de la Mesa Distrital de Humedales, la alcaldesa de Bogotá Claudia López anunció varias medidas para evitar que estos ecosistemas no se vean amenazados por las obras. Entre las medidas se encuentra la decisión de que todas las obras futuras deberán respetar la estructura ecológica principal y la nueva política de humedales.

Le puede interesar: Siguen las denuncias por obras en tres humedales de Bogotá

Con relación a las obras que ya presentan avances, López aseguró que trabajan en dos caminos jurídicos: un proceso sancionatorio y la aclaración del fallo del juez cuarto administrativo que declaró la nulidad del Decreto 565 de 2017 de la alcaldía anterior, el cual modificó la Política de Humedales y dio luz verde a la construcción de infraestructura, ciclorutas, senderos, alamedas, plazoletas y adoquinados en los humedales.

Un puente elevado en el sector sur del humedal Juan Amarillo, es la obra más polémica en los ecosistemas bogotanos. Foto: Fundación Humedales Bogotá.

“Le pedimos a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá entregar un informe detallado del cumplimiento de los fallos judiciales activos, que han ordenado inversiones por parte de la entidad para adelantar acciones como cierre de conexiones erradas para proteger los humedales”, dijo la mandataria.

Le puede interesar: Le piden a Claudia López suspender de inmediato obras en tres humedales

Al conocer los anuncios, la concejal Susana Muhamad manifestó su inconformidad. Para ella, la Mesa de Humedales buscaba el compromiso de la alcaldesa para suspender las obras en Juan Amarillo y Jaboque. “A eso se había comprometido al firmar el compromiso ambiental por Bogotá. Sin embargo, la decisión de la alcaldesa es que van a seguir un largo camino jurídico a través de sancionatorios ambientales con base en los permisos que dio la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA)”.

Una serie de senderos en Jaboque están afectado el bosque de las Lechuzas, uno de los sitios más biodiversos del humedal. Foto: Cealdes.

La concejal informó que la SDA tiene la capacidad de imponer una medida preventiva de suspensión de actividades a las obras, con el argumento del fallo judicial que dejó sin ningún efecto jurídico la política de humedales de Peñalosa. “La alcaldesa no se quiso comprometer con esto. Lo que se ha construido en estos ocho meses en Juan Amarillo y Jaboque no tiene nombre y es bajo el mandato, ojos y visión de la Alcaldía”.

No hubo aclaración

La aclaración del fallo del juez cuarto administrativo sobre la nulidad del Decreto 565 de 2017 que pidió la alcaldesa de Bogotá, no fue efectiva. “El juzgado negó la solicitud de aclaración del fallo que anuló la Política de Humedales de Peñalosa, es decir que el fallo está en firme. La alcaldesa debe suspender ya las obras en Juan Amarillo y Jaboque”, dijo Muhamad.

Según la concejal, en la Mesa de Humedales le reiteró a López y a la secretaria de Ambiente Carolina Urrutia que esperar la acalaración de un juez para actuar frente a las obras de endurecimiento que estan acabando con Juan Amarillo y Jaboque era esperar en vano.

Le puede interesar: Revés a las obras en cemento dentro del humedal Jaboque

En estos ocho meses de la actual administración, las obras pasaron de un 15 por ciento a más del 70 por ciento. El juzgado cuarto administrativo le respondió al Distrito que no iba a aclarar nada porque la sentencia es muy clara. La Política de Humedales que permitía hacer estas obras y contratos fue anulada y hoy rige una política que no permite el endurecimiento. Esas obras no tienen sustento jurídico”.

Algunos tramos del puente elevado en Juan Amarillo presentan avances superiores al 70 por ciento. Foto: SDA. 

Muhamad le recalcó a la Secretaría de Ambiente que tiene cómo detener las obras con una medida de suspensión provisional. “La alcaldesa y la secretaria de Ambiente deben actuar ya. Dos humedales de categoría RAMSAR, la máxima certificación ambiental a nivel mundial, se están destruyendo bajo su mirada, sus ojos y atención”. 

La concejal María Fernanda Rojas se sumó al llamado para suspender de una vez por todas las obras en Juan Amarillo y Jaboque. “El juzgado cuarto negó la solicitud de aclaración de la sentencia sobre la acción de nulidad del Decreto 565, es decir que la sentencia está en firme. Ante esto, insistimos en la suspensión de las obras de manera inmediata”.

¿Que viene ahora en el camino? Según Rojas, el próximo 24 de septiembre se llevará a cabo una audiencia de pacto de cumplimiento en el juzgado 26 administrativo, “ya que allí tenemos otra acción popular en curso para proteger los humedales. Llevaremos todos los argumentos que hemos elaborado con las organizaciones ambientales para lograr suspender las obras en estos ecosistemas”.

* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.