Con esta decisión dada a conocer hoy, 23 zoológicos, acuarios, oceanarios, 21 jardines botánicos y 584 tenedores de fauna y hogares de paso y centros de atención y valoración de fauna silvestre del país, podrán diferir los pagos de acueducto, alcantarillado y aseo hasta a 36 meses.

Estas instituciones, como muchos sectores económicos, se han visto afectados por las medidas impartidas por el Gobierno nacional de aislamiento obligatorio para evitar la propagación del coronavirus, ya que dependen del ingreso de visitantes para generar los ingresos necesarios para la alimentación, medicamentos de los animales, su funcionamiento y pago de sueldos.

Cerca de 700 animales viven en el zoológico de Santa Cruz, que necesita unos 250 millones de pesos mensuales para su manuntención. Foto: Zoológico de Santa Cruz.

Uno de los ejemplos de la crítica situación que viven estas entidades es el zoológico de Santa Cruz, ubicado en San Antonio del Tequendama, que recibe a los animales rescatados de las redes de ilegales de fauna en Colombia. Hace unos días hizo un llamado urgente, pues la representante legal, Viviana Cruz, advirtió que no cuentan con los recursos para alimentos y medicamentos de los 700 animales que están bajo su cuidado. Entre los que se encuentran, tigres, jaguares, pumas, osos de anteojos; primates como monos capuchino y ardilla, y aves como guacamayas y avestruces, entre otros.

Puede leer: SOS por más de 12.000 animales de los zoológicos del país

Igual situación experimentan todos los lugares que tienen a los animales como protagonistas, pues han tenido que pedir donaciones tanto en dinero como en especie para sostenerse durante esta temporada de cuarentena obligatoria. Las directivas de zoológicos como el Santa Cruz, junto al de Cali, al de Barranquilla; al Santa Fe, en Medellin, manifestaron su preocupación pues las medidas de aislamiento adoptadas los obligó a cerrar sus puertas poniendo en riesgo a unos 12.000 animales, que son los que, se estima, viven en los zoológicos del país.

Las solicitudes de apoyo a la comunidad las han hecho a través de las redes sociales, pues estos lugares necesitan entre los 250 y 400 millones de pesos para su óptimo funcionamiento, ingresos que obtienen en casi todo el porcentaje del ingreso de los visitantes.

Al igual que los zoológicos, entidades como el Bioparque la Reserva, en Cota, Cundinamarca, se han quedado sin dinero para el alimento y los medicamentos para los animales rescatados de tráfico de fauna, que tienen en sus instalaciones. Por  eso, esta organización que alberga 150 animales, también hizo un llamado a la ciudadanía en busca de donaciones que los ayuden a sobrellevar la crisis que enfrentan.

Las medidas adoptadas por el Gobierno nacional de aislamiento, obligó a cerrar las puertas de los zoológicos del país poniendo en riesgo a unos 12.000 animales. Foto: Zoológico de Barranquilla.

Ante estos llamados el Gobierno nacional juntos a las Corporaciones ambientales, alcaldías y gobernaciones, lanzaron la iniciativa #NoEstánSolos que busca que durante esta temporada los animales cuenten con alimentos, medicamentos y el pago de las personas que trabajan en estos sitios. Por lo que se logró que entidades WWF Colombia, Conservación Internacional, Asocaña y Bavaria ya hayan entregado donaciones en especie y dinero al zoológico de Santa Cruz, Bioparque La Reserva y los zoológicos de Cali y Barranquilla, respectivamente.

Y si bien la crisis se sobrelleva en Colombia, la situación es de tal gravedan en el mundo que no son pocos los recintos de fauna y flora del mundo que han llegado a situaciones extremas para poder mantener en condiciones aceptables a las especies que cuidan.

 Ese el caso del zoológico Neumünster, ubicado en el estado Schleswig-Holstein, en Alemania. Su directora, Verena Kaspari, informó que la situación de iliquidez ha llegado al punto en que ya fue elaborada una lista de de los animales que habría que sacrificar para alimentar a otros animales. Si bien aún no se lleva a cabo la propuesta, la sola idea ha generado preocupación y alerta en el mundo.