El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, anunció la creación de una fuerza de tarea conjunta ambiental. De esta organización harían parte el Ejército, la Policía, la Armada, la Fuerza Aérea, la Fiscalía, entre otras organizaciones.

"Estamos avanzado en la conformación de una gran fuerza de tarea de protección ambiental que recoja y unifique las capacidades disponibles y desarolle nuevas, con el fin de impedir que las economías ilícitas sigan destruyendo esos activos estratégicos de la nación", afirmó el funcionario, quien aseguró que la fuerza pública no se va a retirar de las zonas de los parques nacionales naturales en donde los criminales pretenden asentarse. "No habrá santuarios del crimen a donde nuestra fuerza pública no pueda llegar, no se le va a conceder a los criminales ni un solo centímetro de nuestro territorio", indicó el ministro.

El jefe de esa cartera sostuvo que van a reforzar los operativos y acciones de inteligencia. Agregó que quienes promueven los incendios son delincuentes que buscan destruir bosques y envenenar ríos para sembrar coca. "Esta plenamente establecido que el narcotráfico, la extracción ilícita de minerales y la deforestación con las cuales se financian los grupos armados organizados, son las principales amenazas a nuestro medioambiente", sostuvo. 

Le sugerimos: Incendio que devora La Macarena ya se siente en Bogotá

Para el ministro lo que ocurrió en la Serranía de La Macarena (Meta) es un crimen contra el medioambiente, el patrimonio de los colombianos y de la humanidad. Aclaró que aunque las llamas no llegaron hasta Caño Cristales, este ecosistema sí se pudo haber visto afectado. "A los criminales no les importa, por eso hay que ser duro con ellos, con la ley en la mano, pero firmes", dijo.

Según Trujillo existen estructuras criminales utilizando a los campesinos para cometer una masacre contra la naturaleza. "Nuestras fuerzas tienen instrucciones precisas de trabajar sin descanso para llevar a estos criminales a reponder ante la justicia. Nuestra fuerza pública sigue comprometida a través de la campaña Artemisa en la defensa del agua, la biodiversidad y los recursos naturales", apuntó.   

El ministro hizo, además, un llamado  a las comunidades a denunciar las acciones de los delincuentes en contra de los ecosistemas del país. "No  permitamos que el afán de lucro de los narcotraficantes destruya nuestro patrimonio más preciado: la vida", expuso.  

El funcionario informó que desde abril de 2019, cuando empezó a ejecutarse Artemisa, han realizado 244 operaciones en los departamentos de Putumayo, Caquetá y Guaviare, así como en áreas protegidas de Tinigua, Chiribiquete, La Paya, la Sierra de La Macarena y Picachos, que les han permitido recuperar 5.300 hectáreas de parques nacionales, al igual que incautar 21.564 metros cúbicos de madera.

El incendio en La Macarena fue controlado el domingo a la madrugada. Foto: Defensoría del Pueblo

De otro lado, Julia Miranda, directora de Parques Nacionales, indicó que las personas que habían sido retiradas de los terrenos del parque La Macarena no eran de allí y que ya habían activado todos los protocolos de seguridad para proteger a sus funcionarios.

Frente a la afectación en La Macarena, la funcionaria señaló que producto del incendio que se registró el fin de semana se habrían consumido cerca de 500 hectáreas, de las cuales 150 o 200 fueron al interior del parque natural. En lo referente al parque Tinigua, expuso que se está evaluando la afectación, sin embargo, afirmó que en los útimos tiempos de ese ecosistema se han perdido, por lo menos, 4.000 hectáreas. 

Le recomendamos: Ardió La Macarena

"Nos han dicho quienes están midiendo el impacto que en los últimos meses se ha registrado una deforestación cercana a las 2.000 hectáreas. Esta es producida por gente nueva que ha llegado a ese territorio a ocuparlo ilegalmente y que está construyendo viviendas rápidamente. Todo esto afecta la consevación de este parque que estaba absolutamente intacto cuando fue declarado y que ha venido perdiendo su área de bosque a una velocidad muy grande", comentó. 

Garantías para los campesinos

Frente a la situación que se registra en esta zona del país y a las acciones adelantadas por las fuerzas militares para controlar los procesos de deforestación, Marcelino Chacón, alcalde de La Uribe, en el Meta, se solidarizó con los campesinos que habitan en las zonas aledañas a los parques naturales.

"Considero que en este momento las instituciones debemos garantizarles los derechos a los campesionos y si bien no estoy en contra de que se hagan los operativos y que se realice un llamado a la comunidad para que repeten el medio ambiente, es importante acudir primero al diálogo y agotar todas las instancias necesarias en pro de generalrles a los campesinos tranquilidad", manifestó.