Apareció en la Isla de Cozumel, en el estado de Quintana Roo, en México, un pez remo o sable que, de acuerdo con la cultura japonesa, está asociado al presagio de tragedias naturales como terremotos o tsunamis.

Pescadores mexicanos hallaron esta semana un ejemplar de esta especie que rara vez emerge a la superficie y que cuando lo hace, es símbolo de mal presagio. Los marineros navegaban en su bote cuando lo vieron flotando en el agua, prácticamente sin vida. El momento de la caza fue dado a conocer a través de un video compartido a través de redes sociales por Macheto Snap Cozumel Surf.

Lo que se conoce de esta especie es que se trata de animales que pueden medir más de 15 metros de largo. En este caso particular medía 6 metros. Este tipo de pez vive en aguas profundas. En Japón se le conoce como Ryugu no tsukai en japonés, que significa “Mensajero del palacio del Dios del mar” y la leyenda dice que se amontonan en las costas antes de que se presenten maremotos o tsunamis.

Los pobladores de Japón creían que los avistamientos de estos peces delgados y aplanados presagiaron el tsunami en 2011, cuando más de 20.000 personas murieron por los devastadores efectos de la naturaleza.

 

El pez remo puede llegar a medir más de 15 metros. Este tenía una longitud de seis metros. Foto: Facebook Macheto Snap Cozumel Surf.

Las personas adultas que tienen conocimiento sobre esta especie dicen que la mala calidad de su carne provoca que el pez no tenga un valor comercial, pero también relatan que la aparición de esta especie es el presagio de la desgracia pues cada que uno aparece, las regiones cercanas lo sufren. 

La mitología japonesa relaciona a esta especie con la "serpiente marina" llamada Namazu. Según cuentan, ella vive debajo de la isla de Japón y cuando sube a la superficie es porque se avecina un evento natural. En Japón despierta el temor de la llegada de un terremoto.

Le recomendamos: Impacto de los tsunamis empeora por el aumento del nivel del mar

“Según la creencia tradicional, si aparecen muchos peces remos, podría ser señal de un terremoto inminente”, explicó National Geographic.

En un reportaje realizado por Japan Times, se defiende que esta teoría del folclor japonés sí podría tener una base científica, aunque aún no se ha explorado. 

“No son peligrosos para la gente”, dio a conocer National Geographic, documental en el que también se informó que se trata de una especie que se alimenta de placton pequeño, crustáceos y calamares. Ni siquiera tienen dientes reales, son estructuras más endebles llamadas branquiespinas, para atrapar pequeños organismos”. Es reconocido por carecer de escamas, a diferencia de muchos peces óseos y en la superficie su piel es suave.