;
AFP

Durante los últimos días vecinos de las localidades de Quinteros y Puchincaví acudieron al hospital local con naúseas y vómitos desencadenados, según ellos, por sustancias contaminantes en el ambiente, lo que generó

la investigación que llevó a la paralización de la industria estatal.

"Tenemos evidencia suficiente para establecer que se han emitido contaminantes en el aire nocivos para la salud desde la empresa Enap", señaló el Intendente (gobernador) de Valparaíso, Jorge Martínez.

El funcionario advirtió que "las prohibiciones de cualquier faena que atente o pueda dañar la salud de las personas son tomadas por tiempo indefinido". 

Le sugerimos: Chile, primer país latinoamericano en prohibir las bolsas de plástico

Más temprano, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, informó en Twitter que había instruido "paralizar fuentes contaminantes ante riesgo de salud" para la población.

La Oficina Nacional de Emergencia informó por su parte que se detectó en la zona -bajo alerta amarilla- la presencia de "Metolcloroformo, Nitrobenceno y Tolueno en el ambiente" y confirmó que "133 personas resultaron intoxicadas por contaminación atmosférica". 

En la zona funcionan varias industrias, incluida la División Ventanas, encargada de la fundición y la refinería de cobre de la cuprífera estatal Codelco que descartó tener relación con el episodio contaminante.

Le recomendamos: Chile apuesta por la descarbonización de su energía

Los vecinos de Quinteros protestaron en las calles para pedir la intervención del gobierno de Sebastián Piñera ante el episodio contaminante.

Al confirmarse que la contaminación emanó de Enap acudieron hasta las oficinas de la empresa y golpearon sus instalaciones, según imágenes difundidas en medios locales.