El Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), tomó la decisión restringir la entrada de ciudadanos que no pertenezcan a a sus resguardos con la idea de prevenir algún tipo de contagio con coronavirus. También informaron que realizan experimentos con plantas de su medicina propia para atender posibles afectados en sus comunidades. 

El consejero mayor del Cric, Hermes Pete, aseguró que decidieron restringir el ingreso de personal que provenga de zonas donde se ha identificado el Covid-19, específicamente extranjeros, turistas, ONGs, agencias de cooperación, fuerza pública, entre otros.

De igual forma, las comunidades afirmaron que iniciaron diálogos con el gobierno de Cuba con el objetivo de solicitar apoyo en caso de que comuneros indígenas sean diagnosticados con el virus, que hoy genera tanto impacto en todo el mundo.

Dentro de las determinaciones, los pueblos de esta región del país, también tomaron la decisión restringir el ingreso de alimentos importados, para lo cual hicieron un llamado para que las comunidades fortalezcan la autonomía alimentaria en cada territorio, implementar los trueques y los intercambios de manera no multitudinaria, no comprar en grandes almacenes de cadena o supermercados y las familias deben hacer uso de las huertas medicinales. 

Ante esta problemática generada por la expansión del coronavirus, las comunidades indígenas rechazan la ineficiencia del gobierno nacional, el cual, según ellos, no ha dimensionado las consecuencias, ni ha tomado medidas coherentes y contundentes ante un problema de salud mundial.

Aseguran que no se implementaron controles que pudieron prevenir la entrada del virus al territorio colombiano, dejando un panorama de vulnerabilidad donde es evidente que el virus se extenderá en todo el país.

En consecuencia el Consejo Regional Indígena del Cauca responsabilizó al gobierno sobre las consecuencias fatales que pueda generar el virus COVID 19 en el territorio nacional.

Le sugerimos: Indígenas de la Sierra Nevada piden restringir entrada de turistas para evitar coronavirus

De esta forma, estas comunidades se unen a la voz que ya levantaron otros pueblos como kogui, wiwa y arhuaco, de la Sierra Nevada de Santa Marta, quienes la semana pasada solicitaron al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y a las autoridades regionales restringir el igreso de turistas para evitar posibles contagios.

La medida la solicitaron por tres meses dado que no existen infraestructura, ni condiciones hospitalarias en la zona para atender cualquier contagio en la población. De hecho una de las problemáticas con las que cuentan en muchos casos es la falta de agua potable para de manera recurrente estar lavando sus manos, tal como lo aconsejan las autoridades.