*Agencia Anadolu

Un oficial de seguridad de un crucero turístico en la región ártica del archipiélago de Svalbard, en el norte de Noruega, le disparó y acabó con la vida de un oso polar. 

En un comunicado la Agencia de Coordinación de Rescate Común del Norte de Noruega informó que durante el pasado sábado un barco turístico de bandera alemana llamado MS Bremen, atracado en la isla Nordaustlandetm, en el extremo norte del archipiélago de Svalbard, fue atacado por un oso polar cuando el agente de seguridad descendía del barco. Por este motivo otro oficial de seguridad le disparó al oso con una pistola. 

Puede leer: Una nueva amenaza para los osos polares

El portavoz de la compañía alemana Hapang Lloyd Cruises dijo que los guardias de seguridad descendieron antes que los pasajeros para garantizar la seguridad de los viajeros, pero uno de ellos "tuvo que matar al oso polar para protegerse", pues el oso polar atacó a uno de los guardias de seguridad al bajar del barco. 

El oficial de seguridad herido fue remitido al hospital en un helicóptero hacia el puerto de Longyearbyen, en la isla de Spitsbergen. No se proporcionó información sobre el estado de salud del oficial. 

Reacción a las excursiones turísticas cerca de los osos polares 

Después de que se diera a conocer el incidente, las personas reaccionaron a través de las redes sociales ante la muerte del oso polar y la violación de su entorno natural. 

La cuenta ‘Extinction Symbol‘, que tiene como objetivo llamar la atención sobre la situación de las especies en peligro de extinción, afirmó que "el oso polar fue asesinado simplemente porque actuaba como un animal salvaje en su hábitat". 

El comediante británico Ricky Gervais dijo en su cuenta personal de Twitter: "Vayamos todos hasta el hábitat del oso polar, muy cerca de él, y luego matémoslo si se acerca a nosotros". 

Le recomendamos: Osos polares se están quedando sin hielo en el Ártico

El turismo ártico ha empezado a generar gran interés en los últimos años porque el área está cubierta de glaciares. La próxima semana 18 barcos turísticos saldrán del puerto de Longyearbyen. 

Sin embargo, existe preocupación por la posibilidad de que haya presencia de especies en riesgo de extinción que viven en las zonas turísticas que se están desarrollando. 

Los osos polares que viven en los glaciares y en las islas nevadas en el Círculo Polar Ártico son conocidos como los depredadores más fuertes de la zona.