Jeffrey Sachs es sin duda uno de los economistas más relevantes del mundo. Sus tesis sobre la pobreza y el desarrollo sostenible, entre otros temas, son de consulta obligada para quien quiere entender la situación del planeta y encontrar alternativas para transformarla.

Por esa preminencia, Sachs fue el invitado de honor al Pacto Global para el Medio Ambiente, una importante reunión que congrega a líderes sociales y políticos para hablar sobre este tema que cobra cada vez más importancia para el futuro de la especie humana.

En ese sentido, el mensaje de Sachs fue contundente: urge un cambio de comportamiento para salvar al planeta de la debacle. Según el economista, un sistema de energía basado en el carbón y el petróleo está llevando al mundo a un desastre ecológico.

Y aunque acuerdos como el de París en 2015, en el que más de 100 países se comprometieron a limitar sus emisiones contaminantes para controlar el calentamiento global, son herramientas fundamentales, "eso no necesariamente cambia nuestras acciones ni nos salva de nosotros mismos", afirmó Sachs.

Le sugerimos: Los trabajadores del cuero que le apuestan al resurgir del río Bogotá

La paradoja reside en que aunque somos "adictos al mal comportamiento" ambiental, también somos al mismo tiempo la última generación que puede transformar esta situación. "Para la próxima va a ser muy tarde y la extinción masiva será irreversible".

De ahí la importancia de eventos como el Pacto Global, pues reúnen actores de todos los estamentos para decidir los pasos que se deben seguir para cambiar el rumbo. Por ejemplo, según Sachs, de acá a 2020 debe haber un nuevo acuerdo adoptado por la ONU que parta de una nueva visión de desarrollo adaptada al medioambiente.

"El tiempo se agotó para el petróleo y el carbón. Eso ya no es seguro para el planeta ni para el ser humano. Necesitamos remplazarlos por energías limpias. Tenemos que construir una nueva cara para la humanidad, la cara de la sostenibilidad", concluyó Sachs.