En Colombia no existe un censo exacto que confirme cuántos perros callejeros hay en la actualidad. Las cifras más recientes datan de 2017, año en el que según el Departamento Nacional de Planeación (DNP) se tenía estimado que la población de canes y gatos deambulando por las calles de Bogotá, Cartagena, Medellín y Cali podría llegar a los 2 millones, esto sin contemplar los animales que se encontraban en los lugares de paso. 

El Ministerio de Salud señaló, entre tanto, que en 2016 existían cerca de 1 millón de animales domésticos en estado de abandono. Pero más allá del número preciso, lo cierto es que la falta de control en la proliferación canina, así como de políticas públicas aterrizadas a las realidades de los contextos, pueden llegar a generar serios problemas de salud pública. 

Le puede interesar: Buscan en Altos de Cazucá a hombre que habría apuñalado a perros callejeros

Para intentar evitar que este inconveniente alcance mayores dimensiones, el representante a la Cámara, Fabián Díaz Plata, presentó un proyecto de ley, a través del cual busca "tenderle una mano amiga" a los animales que no cuentan con un hogar y viven en las calles. 

Colombia no cuenta en la actualidad con un censo que informe exactamente sobre cuántos perros callejeros hay en el país. Foto: Pixabay. 

El congresista propone, para tal fin, modificar el Código Nacional de Policía y Convivencia (Ley 1801 de 2016), que actualmente obliga a los municipios a construir centros de bienestar animal para garantizar la asistencia veterinaria a todos los animales domésticos en condición de abandono. 

"Los municipios pequeños, es decir, de quinta o sexta categoría, no tienen los recursos necesarios para construir esos centros, bien sea porque no disponen de un lote o de la infraestructura y mucho menos los rubros su mantenimiento", manifestó el representante. No obstante, en algunas localidades existen refugios privados o fundaciones que están haciendo las veces de centro de bienestar animal y que cumplen con todos los requisitos normativos, pero las administraciones municipales no pueden entrar a apoyarles financieramente por razones de ley. 

Le sugerimos: En video: El desgarrador momento en que un perro trata de revivir a su compañero atropellado

"Con esta iniciativa, los municipios ahora podrían inyectarles recursos o apoyo en especie a esta clase de entidades que  vienen adelantando la recolección y cuidado de este tipo de animales. Para controlar que esos rubros sean invertidos adecuadamente en la manuntención de los perros, se contempla la creación de comités municipales que verifiquen la entrega de los alimentos y las vacunas, así como que se cumplan con los requisitos y las condiciones mínimas para que los animales vivan de forma digna", explicó.  

Díaz agregó que de firmarse el convenio, estas organizaciones esatrían obligadas también a adelantar jornadas de esterilización de las hembras cada tres meses para evitar el aumento de la población animal callejera, al igual que la realización de jornadas de adopción para que los refugios no vayan a colapsar. 

"El proyecto también contempla que dos municipios que se ubican en la misma región y comparten una posición geográfica cercana se pueden aliar para construir un Centro de Bienestar Animal, eso sí garantizando desde el comienzo los recursos suficientes para su sostenibilidad en el tiempo", apuntó. 

Las autoridades temen que la proliferación de perros callejeros pueda generar problemas de salud pública. Foto: Pixabay. 

El representante consideró que este es un asunto que requiere de una mayor atención, ya que podría constituirse en un problema de salud pública. "Un animal enfermo puede generar un problema de sanidad pública. Además, un animal con hambre se puede convertir en un peligro, en razón a que se puede tornar agresivo en su búsqueda de alimento, entre muchas otras razones", resaltó Díaz, quien afirmó que ya existen municipios en los que las especies de aves se están viendo afectadas producto del elevado número de gatos existentes y la falta de control sobre esa población. 

Dentro de la inicitiva legislativa se plantea, además, que los recursos recaudados por concepto de multas por maltrato animal o daños ambientales puedan ser utilizados por los alcaldes para financiar los centros de bienestar o los refugios.

Lea también: Los perros lo salvaron de morir por una mina antipersonal

"En países como Holanda, por ejemplo, ya se han implementado este tipo de iniciativas con unos resultados satisfactorios", dijo el congresista, quien informó que el proyecto de ley ya cursó dos debates en la Cámara de Representantes y está pendiente de otros dos en el Senado.

"En los dos debates previos realizados en la comisión y la plenaria fue aceptado de manera unánime, es decir, recibió el respaldo de todas las bancadas. Esperamos ahora que en el Senado nos vaya igual, ya que cada vez los congresistas son más conscientes sobre la necesidad de atender este tema", puntualizó.