El Parque Nacional Natural El Cocuy ardió durante cuatro días. Llamas de hasta 15 metros consumieron robles, frailejones, encenillos, helechos y otras especies de bosque alto andino.  La conflagración inició el pasado jueves y fue extinguida el domingo. 

La lluvia que se presentó el viernes y sábado fue la principal aliada para las cerca de 30 personas que atendieron la emergencia en la vereda Tabor, sector Valbuena, del municipio de Güicán (Boyacá), en cercanías a Cubará.

"Hay que tener en cuenta que desde donde dejaba el vehículo a las personas hasta el sitio del incendio solo se podía acceder a pie y ese desplazamiento por área montañosa tardaba entre 10 a 12 horas, aproximadamente. Eso sumado a los fuertes vientos y los focos subterráneos de calor, hicieron que la sofocación del fuego se complicara aún más", comentó Jhon Javier Blanco López, alcalde de Güicán. 

Le puede interesar: Faltan bomberos para apagar tantos incendios en Colombia

El apoyo que fue solicitado a la Fuerza Aérea para mitigar la emergencia por medio del bambi bucket finalmente nunca pudo ser usado, debido a la presencia de grupos armados al margen de la ley en la región. En esa zona hace presencia el frente Adonay Ardila Pinilla del ELN, que utiliza este corredor para comunicarse con los departamentos de Arauca y Norte de Santander.  

"No fue posible utilizar el apoyo aéreo porque las Fuerzas Armandas requerían la certeza de que la zona fuera segura y allí habían grupos al margen de la ley, lo que hacía muy peligroso trasladar esa ayuda", afirmó Germán Bermúdez, director del Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres de Boyacá, quien indicó, además, que en la extinción del fuego participaron integrantes de la comunidad U‘wa, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Güicán, funcionarios de Parques Nacionales y habitantes de esa población boyacense, ubicada en la provincia de Gutiérrez. 

Sobre el particular el coronel Omar Zapata, comandante de la Primera Brigada del Ejército, señaló que habían sido enviadas tropas al lugar, aunque explicó que llegar a la vereda Tabor podrían tardar cinco días. 

"Se habla de que probablemente con estas quemas se busca habilitar el terreno para cultivos, esto quiere decir que el incendio pudo haber sido provocado. Se le ha solicitado al alcalde que traslade el informe a la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá) y a Parques Nacionales Naturales para que se inicie la investigación y se determine qué fue lo que sucedió, cuáles fueron las causas reales y se identifiquen a los responsables", apuntó Bermúdez, quien recalcó que aún no están consolidados los datos. 

La afectación ambiental

Según informes preliminares se estima que más de 2.000 hectáreas del Parque Nacional Natural El Cocuy fueron arrasadas por el incendio. 

"En este momento se están consolidando las cifras, pero según reportes iniciales se estima que se quemaron 2.129 hectáreas", manifestó el alcalde de Güicán. 

Entre tanto, desde el Grupo de Gestión del Riesgo de Desastres de Corpoboyacá, autoridad ambiental que tiene jurisdicción sobre este parque, señalaron que los datos preliminares indican que se incineraron más de 2.000 hectáreas, aunque hicieron énfasis en que para dar un resultado definitivo era necesario que se terminara de adelantar el estudio de afectación, el cual podría tardar entre ocho y 15 días. "Luego del estudio se sabrá realmente qué extensión de terreno se quemó y cuál fue el daño medioambiental generado, ya que por ahora se puede estar exagerando", dijo Pilar Vega, funcionaria de Corpoboyacá.  

Le sugerimos: “Mafias camuflan su accionar en la sequía para hacer rutas y vías en la selva”: Movimiento Ambientalista Colombiano

Entre tanto, desde Parques Nacionales Naturales de Colombia expresaron que el número de hectáreas incineradas podría acercarse a las 3.000 y que, al parecer, la conflagración pudo haber sido causada por un indígena perteneciente a la comunidad de Bachira, de los U‘wa, que prendió fuego a un terreno mientras intentaba acondicionarlo para sembrar papa, pero finalmente el incendio se le salió de control. Sin embargo, desde esa entidad informaron que en las próximas horas darían a conocer más detalles. 

Lo único cierto, por ahora, es que de confirmarse la cifra, este podría ser considerado como el incendio más devastador de los últimos años que se ha registrado en el Parque Nacional Natural El Cocuy.