“Póngale color al perro”. La frase fue pronunciada por uno de los dos jóvenes que obligaron a un pequeño perro a consumir drogas al interior de una vivienda en la ciudad de Buga (Valle del Cauca). 

En el video, que fue publicado en redes sociales, se observa al joven extrayendo con una cucharita de una pequeña bolsa una sustancia, mientras que la otra persona que sostiene al animal, le abre la mandíbula para poderle suministrar mejor la droga.

Le sugerimos: Investigan a soldado por lanzar un perro al vacío desde varios metros de altura

Según las autoridades se trata, al parecer, de 2CBun estupefaciente sintético de color rosado. Tras recibir la dosis se puede observar al canino descontrolado y temeroso.

La indignación en redes sociales no se hizo esperar. Los usuarios le solicitaban a las autoridades castigos ejemplares para los autores de este nuevo caso de maltrato animal en el país. 

Fue así como la Policía procedió a corroborar la veracidad del video y luego de indagar, logró ubicar la residencia donde habían ocurrido los hechos.

Le recomendamos: Crueldad sin límite Pandebono una nueva víctima del maltrato animal

El Mayor Omar Mosquera, jefe de protección y servicios de la Policía Nacional, indicó que una vez en el lugar, procedieron a rescatar el perro y lo dejaron a disposición de una fundación, mientras que la investigación penal quedó en manos del Grupo Especial para la Lucha Contra el Maltrato Animal de la Fiscalía (Gelma) que se encargará de determinar los delitos que se le imputarán a estos dos jóvenes, uno de los cuales solo tiene, al parecer, 14 años. 

David Travis, animalista del Valle del Cauca, hizo un llamado a la comunidad a tener claro que las mascotas no son un juguete con los que se puede hacer lo que quieran. "Existen personas perversas, malos adoptantes, gente irresponsable y familias que no consideran a estos animales como miembros de su hogar, sino como un juguete", expresó en Caracol Noticias. 

Por ahora la investigación continúa, mientras los animalistas aguardan porque se haga justicia.