En las 589.000 hectáreas de la cuenca hidrográfica del río Bogotá, un vasto y diverso territorio conformado por 46 municipios de Cundinamarca y la capital del país, hay registros de por lo menos 76 especies de mamíferos, tanto roedores, murciélagos, carnívoros, herbívoros y marsupiales.

El ramillete de mamíferos en los antiguos terrenos de los muiscas está conformado por venados cola blanca, zorros perruno, tigrillos, perros de monte, comadrejas, cusumbos, osos andinos, murciélagos, armadillos, zarigüeyas, musarañas, conejos de monte, tapires, perezosos, hormigueros, monos aulladores, curíes, borugos, ñeques, puerco espines y ardillas.

Le puede interesar: Casi 100 especies de aves habitan la cuenca alta del río Bogotá

El tigrillo lanudo, una de las seis especies de felinos que hacen presencia en Colombia, corre un alto riesgo de desaparecer en Tabio, uno de los municipios de la cuenca alta del río Bogotá conformado por más de 7.400 hectáreas, muchas cubiertas por especies del bosque alto andino de una reserva donde habita el felino.

Ciudadanos, ambientalistas y artistas se unen para salvar al tigrillo lanudo. Foto: petición ciudadana.  

“A pesar de ser una especie protegida por estar en vía de extinción, los tigrillos de Tabio enfrentan ahora una nueva amenaza: la destrucción de su hábitat a manos de un megaproyecto de redes de alta tensión”, plantea Birna Ávila en una petición que creó para salvar al tigrillo en este municipio cundinamarqués.

Le puede interesar: ¿Cuántas aves habitan en los humedales de Bogotá?

Según la ciudadana, el megaproyecto, ejecutado por el Grupo de Energía de Bogotá (GEB), consiste en instalar 289 torres a lo largo de 162 kilómetros, de los cuales 56 kilómetros están dentro de la reserva forestal, pasando por 13 municipios de Cundinamarca y siete de Boyacá.

Desde que nos enteramos de este proyecto, hace más de siete años, hemos estado luchando con la comunidad para concientizar a las autoridades sobre el terrible impacto ambiental que traería para el ecosistema y para especies en peligro como el tigrillo lanudo (Leopardus tigrinus), la rata de chusque, el zorro gris, el cusumbo e incluso para cientos de aves que habitan el bosque”, cita la petición.

El tigrillo es una de las especies de mamíferos que habitan en la cuenca del río Bogotá.

La denuncia de Ávila informa que el pasado 11 de junio, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) le otorgó al Grupo de Energía de Bogotá la licencia ambiental para ejecutar el proyecto. “¿Cómo es posible que en lugar de velar por la protección de los tigrillos, acepten que se destruya su hábitat y afronten una nueva amenaza a su existencia?”.

Ante esto, la ciudadana, como habitante de la zona y amante de los animales, le hizo un llamado público a la comunidad para que se una a la petición y logren salvar a los tigrillos lanudos de los Andes y defender su hábitat. “Juntos podemos pedirle a las autoridades, incluida la ANLA y el Ministerio de Ambiente, que intervengan en la protección de esta especie y revalúen la licencia ambiental otorgada”.

Le puede interesar: Un emporio de biodiversidad oculto entre la contaminación

Hugo Fernando López, profesor especialista en biología de la conservación de la Universidad Nacional y habitante de Tabio desde hace 10 años, se unió al llamado por los tigrillos. “He trabajado en la zona de la reserva alta de la cuenca del río Bogotá, donde habitan especies como este tigrillo, el felino más afectado en Colombia. Las torres de alta tensión traerán procesos de fragmentación, pérdida de servicios ecosistémicos y abrirán más espacios donde estas especies podrían interactuar  negativamente con los humanos”.

A la fecha, 5.440 personas han firmado la petición, entre ciudadanos, ambientalistas y artistas como Andrea Echeverri y Héctor Buitrago, miembros del grupo Aterciopelados. La meta es llegar a las 7.500 para que la propuesta tenga más eco entre los destinatarios, como el Ministerio de Ambiente, la CAR, el presidente Iván Duque, la alcaldesa de Bogotá, la ANLA, la Unidad de Planeación Minero Energética y el Grupo de Energía de Bogotá. 

La ciudadanía puede participar firmando la petición en el link http://chng.it/MvwgFp4xBB. La creadora de la petición también hace un llamado para que hacer más ruido por el tigrillo en la red social de Twitter publicado la petición con el numeral #SalvemosAlTigrilloDeTabio (https://bit.ly/3fspwtv).

Le puede interesar: Especie de tigrillo en extinción fue encontrada en los cerros orientales

Si no tienen Twitter, pueden ayudarnos compartiendo esta petición con todos sus contactos de Whatsapp para que más personas se unan. Necesitamos ser la voz de los tigrillos lanudos que están en vía de extinción”.

El tigrillo lanudo, también conocido como oncilla, es un mamífero carnívoro de tamaño pequeño, con un cuerpo alargado y esbelto y una coloración amarilla sobre la que se pueden ver manchas negras.

Se alimenta de mamíferos más pequeños como roedores y aves y habita en las zonas boscosas del centro y sur de América. El felino ha padecido por la caza de los seres humanos, con el fin de comercializar su piel.

* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.