De manera unánime los integrantes de la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes votaron este martes a favor del proyecto de ley con el que se busca prohibir la producción y distribución de los plásticos de un solo uso en Colombia.  

Con 17 votos a favor y cero en contra, la iniciativa promovida por los representantes Juan Carlos Losada y Harry Giovanny González García, seguirá ahora su trámite en el Congreso con los otros tres debates que le restan. 

Pese a que aún falta un largo camino por recorrer en la plenaria del Senado, Losada considera que esta es una enorme victoria para los defensores del ambiente y la vida en el país.

Le puede interesar: ¡El colmo! Cambiar la cáscara por plástico

"Realmente no esperábamos un resultado tan contundente. Es importante porque pese a las diferencias, los integrantes de todos partidos que conforman esta comisión lograron unirse en pro de una sola causa. Estamos muy optimistas y confiamos en que pueda ocurrir lo mismo ahora en plenaria", manifestó el congresista. 

Losada sabe que a partir de ahora el lobby por parte de las industrias, así como la Asociación Colombiana de Industrias Plásticas (Acoplásticos), incrementará para intentar reversar el proyecto. "Nosotros haremos lo propio (lobby) y acudiremos a la movilización ciudadana para lograr que esta iniciativa sea finalmente aprobada. Además haremos varias audiencias públicas antes del segundo debate, que esperamos se dé antes de terminar este periodo legislativo", comentó.

Le sugerimos: Iza se divorció del icopor y se casó con el medio ambiente

El representante de la Cámara aprovechó el momento para cuestionar la actuación del Ministerio de Ambiente frente a este proyecto.  

"Nuestra alegría es total, la verdad que este sí es un paso fundamental en la defensa del medio ambiente. Desgraciadamente este proyecto lo logramos aprobar en contra del Ministerio del Ambiente que le dio concepto negativo porque, según ellos, lo que se debe hacer es fortalecer el reciclaje, cuando todo el mundo sabe que en este planeta solo se ha logrado reciclar el 9% de todos los plásticos que hemos puesto en el mercado", apuntó.   

El proyecto de ley establece que las industrias que hoy trabajan con este tipo de plástico pueden ir transformado sus productos de aquí al 2025, año en el que quedarían prohibidos definitivamente esta clase de materiales en Colombia, es decir, elementos como pitillos, copitos de oídos, platos y cubiertos desechables, guantes para comer pollo y botellas, entre otros.

Sobre el particular, Acoplásticos se mostró altamente preocupado y así lo dejó saber a través de un comunicado de prensa en el que advirtió que de ser aprobada esta ley el precio de los alimentos podría aumentar. 

Le recomendamos: En ocho países del Caribe inicia la prohibición al uso de plástico y poliestireno

El documento señala que “en ningún país del mundo se ha planteado y mucho menos aprobado una prohibición de artículos plásticos de este alcance. Este listado de prohibiciones sin duda significaría un impacto social inmenso al encarecer el precio de productos de consumo básico, y también afectar, no solo la industria plástica nacional que genera más de 200.000 empleos directos, sino a miles de empresas, especialmente pymes, que utilizan permanentemente estos artículos plásticos, principalmente como empaques y envases, y cuyos sustitutos de otros materiales o no son una alternativa o sus costos son sustancialmente mayores”, manifestó Daniel Mitchell, presidente de esa agremiación.

Para los voceros de este gremio, esta iniciativa generaría un aumento en los precios de alimentos, teniendo en cuenta que se encarecería sustancialmente el costo de los empaques utilizados. Además aseguran que se produciría una dura afectación sobre los más de 50.000 recicladores de oficio que existen en el país y que viven del reciclaje de envases de polietileno (icopor) y plástico. 

Acoplásticos también considera que esta ley significaría un golpe económico al sector agropecuario, debido a que el proyecto prohíbe empaques plásticos para productos a granel como arroz, azúcar, fríjoles, cereales, así como las bandejas utilizadas para empacar pollo, pescado y carne. "Los costos de los empaques con materiales sustitutos al plástico son al menos 2, 3, o incluso 10 veces más altos", señalan. 

Agrega que aumentaría el desperdicio de alimentos, ya que -según ese gremio- los empaques plásticos en el mundo contribuyen a reducir al menos en un 50% el desperdicio de comida.