Antes de que culmine el año 2021 el equipo compuesto por comisionados de los gobiernos de Ecuador, Perú, Colombia y Brasil, así como un experimentado grupo de científicos y técnicos esperan poder iniciar el Plan de Manejo de Conservación de los delfines del Río Amazonas.

Esta iniciativa que fue presentada el pasado viernes 22 de mayo ante el Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional, de la cual el país hace parte, busca promover la conservación de las especies de delfines Inia geoffrensis, Inia boliviensis, Inia araguaiaensis y Sotalia fluviatilis en las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco, Tocantins y Araguaia, a través de una estrategia concertada.


El delfín Araguaia dolphin, nativo de Brasil, se encuentra inmerso dentro del plan de manejo. Foto: Fernando Trujillo/Fundación Omacha.


Andrea Ramírez, directora de Asuntos Marinos y Costeros y Recursos Acuáticos del Ministerio de Ambiente, quien, además, fue la encargada de la sustentación de la propuesta, destacó el apoyo que ha recibido este proceso por parte del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en ingles), las organizaciones de la sociedad civil de los cuatro países y de la iniciativa SARDI (South America River Dolphin Initiative).

Le sugerimos: Cuarentena puede aumentar la caza ilegal de delfines

"Estos cetáceos se enfrentan a una serie de amenazas que incluyen pesca incidental, enredos, pérdida de hábitat, contaminación, cambio climático y perturbaciones acústicas", señaló Ramírez. 

Desde el Ministerio de Ambiente señalaron, entre tanto, que estos planes de manejo de conservación ya se han desarrollado para algunas poblaciones de cetáceos vulnerables como la ballena gris del Pacífico norte occidental, al igual que para la ballena franca austral del Atlántico sur occidental; la ballena franca austral meridional del Pacífico sur oriental y el delfín Franciscana, que se constituyó, de hecho, en la primera especie pequeña de cetáceo en contar con un plan de este tipo.  


El Inia geoffrensis es otro de los delfines que serán salvaguardados. Foto: Fernando Trujillo/Fundación Omacha.


Fernando Trujillo, director de la Fundación Omacha, aseguró que este es un gran avance en la protección de estas especies y su hábitat, para evitar que se extingan como ya ocurrió con el delfín chino. Afirmó que lo importante es que se logre una coordinacion política y legislativa entre los cuatro países para emprender acciones que permitan contrarrestar factores que atentan contra la supervivencia de estas especies como la contaminación por mercurio, la deforestación y la pérdida de conectividad de los ríos debido a las hidroeléctricas. 

Le recomendamos: En Perú, cada año 15 mil delfines y marsopas son víctimas de la captura incidental

"Este plan llega en un momento importante ya que hace un año la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) categorizó a los delfines de río como En Peligro de extinción, lo que hace que sea urgente implementar acciones para su conservación", comentó Trujillo. 

El director de Omacha manifestó que ahora se conformará una comisión de expertos para asesorar científicamente a los gobiernos en reuniones que se desarrollarán próximamente. "La idea es arrancar con medidas concretas lo antes posible y ponernos unas metas claras", dijo Trujillo, quien destacó el papel de Colombia, país que será el encargado de coordinar con sus similares este plan a través del Ministerio de Ambiente.